Sanciones a Huawei destruirían industria de chips estadunidense

Huawei planea construir sus propias fabricas de manufactura para enfrentar las restricciones de Estados Unidos con líneas de producción con cero componentes estadunidenses.

Washington bloqueó el año pasado el acceso de Huawei a los componentes y la tecnología estadunidenses. (AP)

Milenio Digital

Hay probabilidades de que Huawei sea capaz de producir un conjunto de chips de última tecnología de su línea Kirin dentro de China, sin ningún tipo de equipo estadunidense, para finales de 2021, afirmó David P. Goldman, economista y analista especializado en temas de Asia.

En un reporte publicado recientemente en Asia Times, Goldman mencionó que de acuerdo con algunas versiones Huawei planea construir sus propias fabricas de manufactura para enfrentar las restricciones de Estados Unidos con líneas de producción con cero componentes estadunidenses.

“La nueva capacidad de China de diseñar chips de alto nivel, incluyendo los conjuntos Kirin y Ascend para servidores de Inteligencia Artificial, tomó a Washington por sorpresa”, escribió Goldman, quien agregó que ante esto, los fabricantes de semiconductores estadunidenses, con el apoyo del Departamento de Defensa, indicaron a la administración Trump que un bloqueo a las compras de China de chips de Estados Unidos dañaría a la industria estadunidense, más que a China.
“Con un presupuesto virtualmente ilimitado para la fabricación de chips y el acceso al mejor talento de Taiwán, China se moverá arriba de la curva de aprendizaje mucho más rápido de lo que anticipa Washington, predicen fuentes de la industria de semiconductores”, indicó el analista.

China importa alrededor de 300 mil millones de dólares en chips computacionales al año, dado que su propia industria de semiconductores no ha dado resultados óptimos, sin embargo, con el reclutamiento de ingenieros de Taiwán, esto podría cambiar.

Huawei está expandiendo sus operaciones de Investigación y Desarrollo, uno de sus grandes pilares, a otras regiones además de China, entre ellas Rusia. Sus sistemas de continuidad de negocio han permitido que cuente con inventario de chips por lo menos de un año para sus smartphones de alto nivel, entre ellos el Mate 40.

NOTAS MÁS VISTAS