Expediente biométrico, seguridad para la cuenta individual de la Afore

Datos personales. Desde 2016 se realiza la integración de los datos biométricos de los ahorradores en las Afores para mayor seguridad, confianza y agilidad en los trámites

Además de los datos personales, el documento incluye: huellas digitales, voz y firma digital. (Shutterstock)

Carlos Hernández Hernández

Si una persona desea realizar un trámite en su cuenta de Afore, no podrá llevarlo a cabo hasta haber generado el expediente biométrico, un archivo digital para identificar a los trabajadores que tienen una cuenta individual y que contiene, además de datos personales, los datos biométricos: huellas digitales, voz y firma digital.

De los más de 69 millones de trabajadores que cuentan con una Afore, 51 millones están registrados y 29 millones de ellos cuentan con un expediente electrónico, pero solo 26 millones incluyen datos biométricos, según datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Contar con este expediente puede evitar el robo de identidad, ya que se utiliza la huella dactilar para identificación del usuario en cualquier afore a la que pertenece. Además, se captura su rostro y voz, con lo que se ofrece mayor protección y seguridad de la información, así como agilización de los trámites que el trabajador necesite realizar. Este expediente contiene además CURP, RFC, dirección, número de contacto, datos laborales, nivel de educación, entre otros datos.


Con esto, el trabajador “tiene la certeza de que cuando se va a realizar alguna gestión sobre su cuenta individual, no podrá hacerlo absolutamente nadie más que él como dueño de su cuenta individual. También, a las afores les facilita llevar a cabo trámites a favor de una persona porque generamos previamente las validaciones biométricas”, señala Gerardo Chavarría Jaimes, gerente de Metodología y Asesoría Comercial de Afore SURA.

En este sentido, cuando el trabajador tramita su expediente biométrico, tendrá acceso a:

● Validación de su identidad para realizar de forma ágil y segura todos los trámites relacionados con su cuenta individual, disminuyendo también la cantidad de documentos requeridos para validar su información.

● Podrá realizar cualquier gestión relacionada con el Sistema de Ahorro para el Retiro, así como con los institutos de seguridad social: IMSS e ISSSTE.

● Podrá revisar cada movimiento de su cuenta individual cuando lo desee.

● Se evita el extravío de documentos.

El Sistema de Ahorro para el Retiro ofrece diferentes canales para poder conformar el expediente biométrico, por lo que no tiene que representar ningún problema para llevarlo a cabo. Asimismo, se ofrece confidencialidad al utilizar mecanismos que protegen la información personal, seguridad en la identificación de personas a través de mecanismos de autenticación confiables, y accesibilidad a través de los servicios remotos que ofrecen las Afores en sus distintos canales digitales.


Gerardo Chavarría resalta que las personas (equipo comercial y de servicios) que recaban y tratan los datos biométricos de los trabajadores tampoco podrán hacer uso indebido de estos, ya que también están obligados a dejar sus huellas dactilares, por lo que “si alguien quiere hacer un movimiento de una persona de una Afore a otra sin consentimiento será imposible”. Existe una base de datos en las que se conservan las huellas de agentes promotores, tanto activos como inactivos.

A partir de la introducción de biométricos, en 2016, Afore SURA generó nuevos procesos de validación, operativos y de flujo en áreas como las de servicio y venta para asesorar y atender las necesidades de los clientes, nuevos y anteriores. “Esto le da toda la confianza y la tranquilidad a una persona de que nadie en su representación va a realizar un trámite asociado a su cuenta individual”, concluye.






RRR

NOTAS MÁS VISTAS