Arena Puebla reabre sus puertas con nuevas medidas

Dentro de los cambios más significativos está la desaparición de vendedores que habitualmente recorrían los pasillos.

Apectos de la Arena Puebla| Andrés Lobato/Archivo

Édgar González

Luego de diecisiete meses sin actividad alguna, el próximo lunes 9 de agosto la Arena Puebla reabrirá oficialmente sus puertas para emprender una nueva era dentro de la lucha libre local, ello con nuevas implementaciones a fin de garantizar la seguridad sanitaria de sus asistentes, tal como lo reveló el administrador del coso, Benjamín Mar.

"Llegó la hora, después de diecisiete meses, la última función fue un nueve de marzo, vamos a reanudar ahora un nueve de agosto, una función histórica para mí, una nueva etapa, una nueva forma de vida, pero no nada más para mí, para los luchadores, para la afición, que para la afición debe ser esto también nuevo y tiene que ser con todo el respeto que existe hacia ellos y que para la empresa debe existir también ese respeto".

El empresario confió en que el público aprenderá y respetará las nuevas medidas que se deberán acatar al ingresar y durante su estancia en el mítico inmueble, donde dentro de los cambios más significativos está la desaparición de vendedores que habitualmente recorrían los pasillos ofreciendo diversos productos.

"Yo sé que la afición lo va a entender, van a respetar sus lugares asignados, van a respetar los protocolos de entrada, van a respetar que ya no va a haber vendedores de manera habitual dentro de los pasillos de la Arena Puebla ofreciendo la cerveza, el refresco, no van a haber los vendedores que antes entraban a vender las cemitas, los camarones, la botana, todo eso va a estar restringido".

En ese sentido, aclaró que lo único que no habrá es la venta expuesta como en antaño, ya que todo estará debidamente embolsado y embotellado, siendo la propia afición la encargada de abastecerse en los puntos que se han destinado para ello, con el objetivo de respetar las normas que las autoridades les han pedido.

"No va a haber vendedores, el público se tendrá que tomar la molestia de asistir, de ir por su bebida, por su botana, porque así lo manda la nueva normatividad de higiene por seguridad para todos".

Asimismo, puntualizó que las funciones y protocolos de lucha también se modificarán, por lo que las primeras batallas serán mucho más rápidas y cortas, aunado a que los gladiadores deberán evitar al máximo el contacto con el respetable y mantenerse en todo momento sobre el ring de pelea.

"Las funciones, la primera y segunda lucha serán a una caída sin límite de tiempo, serán más cortas, los lances, no habrá lances porque no tenemos el espacio, el corral, la marca que pueda permitir el lance y que la afición no corra riesgo, no estarán permitidos, el talento ya lo sabe, todo lo van a tener que hacer dentro del seis por seis, la gente podrá demandar y exigir más el desempeño de los luchadores para que todo lo hagan dentro del cuadrilátero", sentenció.

AFM

NOTAS MÁS VISTAS