Conseguir un título con los Aztecas, meta de Albeni Sabino

El brasileño Albeni Sabino Pinheiro, en una charla en línea que tuvo con estudiantes, jugadores y fanáticos recordó sus inicios en el futbol.

Albeni Sabino Pinheiro, técnico de las cholultecas, confía en seguir la cosecha de éxitos (Especial)

Rafael González

Concretar su sueño de ser campeón del balompié varonil universitario antes de que se vaya el actual rector de la Universidad de las Américas Puebla (Udlap), Dr. Luis Ernesto Derbez Bautista, es la meta que se fijó el director técnico de los Aztecas, el brasileño Albeni Sabino Pinheiro, quien en una charla en línea que tuvo con estudiantes, jugadores y fanáticos recordó sus inicios en el futbol y los 21 años al frente de las oncenas cholultecas.

“Quiero dar eso de presente, porque las historias más ricas de futbol las he logrado aquí en la Udlap, son las cosas que más disfruto”.

En la videoconferencia que sostuvo, contó sus inicios como jugador de calle, su paso al balompié de sala, la llegada a los 16 años al club Cruzeiro para formarse, su partida al equipo Londrina al sur de Brasil, su experiencia en México de los noventas, cuando el límite de extranjeros no lo dejó permanecer en un conjunto.

“Al principio la idea era regresar a Brasil, pero insistieron mucho en que me quedara. En ese tiempo no existía Primera División A, era primera y segunda nacional, entonces me convencieron de que jugara con un equipo en segunda”.

Unos meses después, el carioca tuvo una oportunidad más para jugar en Primera División, pero una condromalacia en la rodilla lo dejó fuera nuevamente. Tras una operación de rótula, retornó con el equipo de Segunda División, cuyas pretensiones era no perder la franquicia y se lograron, la escuadra terminó arriba de la mitad de tabla, haciendo un buen papel.

Tiempo después arribó a los Brujos de San Francisco del Rincón, donde una nueva lesión prácticamente trunca su carrera, abriéndole la oportunidad de volverse director técnico con una invitación de Leonel de Aquino para integrarse a la Tribu Verde.

Recordó su primer torneo y el logro de entrar a la fase final del torneo de la Conadeip cuando no se esperaba mucho de su equipo.

También de que en su primer partido le metieron 14 goles, acto que lo hizo reflexionar, salir a buscar soluciones por su cuenta e idear un plan para mejorar.

“En esa época la Udlap recibía muchas norteamericanas, con una cultura de futbol femenil, entonces me acerqué con Asuntos Internacionales y de repente llegaron a hacer pruebas, de ahí empecé a formar el equipo junto a las mexicanas que tenía”.

A partir de ese instante, las escuadras de Sabino Pinheiro han ido cuesta arriba, consolidándose cada vez más en el banquillo e imprimiéndoles su estilo de acortar distancias, apretar desde la línea delantera, trabajo a balón parado y buen trato al esférico.

A cambio ha aprendido de ellas la entrega, cómo se forma un buen grupo, al siguiente partido dar lo mejor sin importar qué haya pasado en el anterior, tener metas claras; mientras de los varones se siente orgulloso del crecimiento, quienes después del descenso han llegado a dos finales consecutivas.

Sobre el balompié femenil profesional en México, refirió que es una liga con potencial de progreso, cuestión que ha beneficiado al técnico para captar nuevas Aztecas.

mpl

NOTAS MÁS VISTAS