El día en que hubo 36 expulsados en un solo partido de futbol

Una batalla campal entre jugadores del Claypole y Victoriano Arenas culminó con todos los futbolistas recibiendo tarjeta roja

Damián Rubino, árbitro del Claypole vs Victoriano (Especial)

La Afición

Hace un par de meses se cumplieron 10 años del encuentro entre Claypole y Victoriano Arenas de la Primera D de Argentina en el que, luego de una batalla campal al finalizar el encuentro, todos los jugadores en el terreno y en el banquillo vieron la tarjeta roja.

Esto sucedió un 26 de febrero del 2011, el equipo de Buenos Aires recibía a los de Lanús en un duelo del que no se esperaba mucho ya que ambos clubes se encontraban en la mitad de la tabla y no luchaban por mucho en la Quinta División.

La primera mitad del partido ya dejó un expulsado por doble amarilla, sin embargo, nadie se esperaba lo que sucedería cuando el silbante, Damián Rubino, pitara el final del encuentro que decidió la victoria de 2-0 en favor del Claypole.

La famosa 'cámara húngara' se formó con el silbatazo de Rubino, dos futbolistas adversarios se encararon y comenzaron a llegar sus compañeros, propinando empujones, cosa que desencadenó la violencia generalizada.

Cuerpos técnicos y jugadores en el banquillo ingresaron al terreno de juego, algunos intentando calmar los ánimos de los suyos y del rival, mientras que otros ingresaron a continuar la pelea, en la que se les ve tirando golpes y patadas.

Los árbitros encargados de impartir justicia en este choque, en el papel intrascendente, se alejaron de la batalla campal entre futbolistas para intentar observar a los involucrados y expulsar a quienes lo merecieran, determinaron mostrar la roja a los 18 de cada equipo.

"En la confección del informe yo detallo quienes están expulsados y quienes están amonestados, y en este caso los incluyo a todos en la casilla de expulsados porque a criterio de la terna arbitral todos estuvieron involucrados en la pelea", declaró el silbante Rubino para la BBC.


Durante la entrevista con el medio inglés, Damián Rubino consideró que su decisión fue la correcta aunque no le enorgullece ser recordado por aquel final del encuentro, que impuso un récord en el mundo del balompié.

Es el encuentro con mayor número de expulsados en un solo encuentro del futbol profesional, esa cantidad no se había visto antes ni se ha visto en ninguna parte del mundo desde aquella batalla entre Clayple y Victoriano Arenas.

SFRM

NOTAS MÁS VISTAS