El 'Rusito' pintaba para ser campeón del mundo

Óscar de la Hoya ya había puesto la mira en el lagunero y tenía grandes planes para él, pero a los 21 años perdió su pelea más difícil, la cual fue contra el cáncer.

Alejandro nació un 1 de agosto de 1999, a muy temprana edad empezó a destacar en el barrio, donde demostró agilidad de puños, técnica y punch. (Archiv

Luis Salcedo Cassio

Javier Alejandro González Barrientos es el nombre del “Rusito”, joven promesa del boxeo mexicano que pintaba para grandes cosas, según expresaron sus representantes, pues incluso Óscar de la Hoya ya le había echado el ojo y lo quería en sus funciones, lamentablemente el cáncer truncó su vida, su carrera y su futuro.

A los 21 años, Alejandro dejó esta dimensión dejando un fuerte pesar en quienes lo apreciaron en vida, y por supuesto en sus familiares y a los aficionados laguneros al boxeo que tenían puestas sus esperanzas en él para que fuera un gran figura, luego que esa silla ya la dejaran Cristian Mijares y Marco “Veneno” Rubio, por mencionar dos de los últimos dos peleadores que han llegado a las grandes ligas del boxeo de paga.

Alejandro nació en esta ciudad un 1 de agosto de 1999, a muy temprana edad empezó a destacar en el barrio, donde demostró agilidad de puños, técnica y punch.

Tenía mucha energía y no sabían donde podría canalizarla, probó suerte en otros deportes, pero por azares del destino, a los siete años de edad llegó a la tutela deportiva de su entrenador, Jorge “Mapimí” Rodríguez, quien notó el gran talento del “Rusito” y lo empezó a entrenar.

El popular “Mapimí” Rodríguez llevó a Alejandro desde amateur, iniciando en categorías infantiles, juveniles y logrando en tres ocasiones medalla de oro representando a Coahuila en Olimpiadas Nacionales, las preseas doradas fueron en los años 2014, 2015 y 2016, para después saltar al profesionalismo.

Alejandro soñaba con llegar a unos Juegos Olímpicos y ser campeón para su país.

Su debut en el boxeo de paga fue el 30 de enero de 2016 ante el capitalino Javier Miranda Hernández, quien venía de ganar tres peleas al hilo, el de Torreón le ganó por nocaut efectivo, ahí ya se notaba su talento y pegada.

Después de eso tuvo nueve nocauts consecutivos, sin duda pegaba como patada de mula.

Su última pelea fue el 13 de abril de 2019 en Monterrey, reto durísimo ante el aguerrido tapatío Saúl González.

Su carrera, su pegada, técnica y valor, fueron detectados por Óscar de la Hoya, quien tenía grandes planes para él, sin embargo se tuvo que hacer una pausa en el camino, “Rusito” tenía cáncer y debía tratarse.

Tanto sus familiares como sus representantes de la empresa Zanfer, confíaban en que su juventud y fortaleza lo sacarían adelante, sin embargo no fue así, perdiendo el invicto en esta batalla, dejando un hueco irreparable en todos quienes lo conocieron, así como en el boxeo mexicano, “Rusito” se adelantó en el camino a los 21 años de edad el pasado lunes 29 de junio.

CALE

NOTAS MÁS VISTAS