Familias pierden viviendas, muebles y hasta sus mascotas por lluvias en La Laguna

Habitantes del ejido Poanas fueron sorprendidos por el desbordamiento del canal producto de las lluvias de la noche del miércoles.

Fueron doce viviendas afectadas, de las cuales nueve presentan daños mayores. (Rolando Riestra)

Isis Rábago

La impotencia de ver cómo parte de un patrimonio se perdió en un instante y la incertidumbre de lo que harán al día siguiente, fue la experiencia que vivieron y que actualmente enfrentan familias del ejido Poanas de Gómez Palacio, Durango, luego de perder parte de sus viviendas y pertenencias a consecuencia de la inundación ocasionada por el desbordamiento de un viejo canal durante la noche del miércoles debido a las intensas lluvias la noche del miércoles.

Fueron doce viviendas afectadas, de las cuales nueve presentan daños mayores en su infraestructura. Espacios que utilizaban como cuartos, cocinas, salas en un momento se vinieron abajo, haciendo añicos los muebles en su interior.

La ropa, zapatos, la comida también quedó inservible, e inclusive hasta se reportó el ahogamiento de animales como chivas, gallos, gallinas, además de mascotas como el perro chihuahueño que tenían la familia de la señora María del Socorro Esparza como ayuda para tratar el asma de uno de sus hijos. La casa de esta familia casi se desplomó en su totalidad y perdieron casi todas sus pertenecías.

Juan Manuel Ríos, jefe de Cuartel del ejido Poanas, señaló que las pérdidas son materiales, y no hay personas afectadas, sin embargo, representan bienes que las familias habían obtenido con esfuerzo.

La mitad del ejido está afectado, mientras que para antes del mediodía la mayoría de los habitantes, entre adultos, personas de la tercera edad además de no dormir, tampoco habían comido.

Leticia Puentes con lágrimas en los ojos, mencionó que las pérdidas que tuvieron fue una gran parte de si vivienda construida en su mayoría de adobe se vino abajo, "el refri, la estufa, las camas, todo, todo se perdio".

En la casa de la familia Puentes Ríos habitan tres personas, quienes tuvieron que salir de inmediato antes del derrumbe ocurrido alrededor de las 11:30 de la noche, sin embargo regresaron en la mañana para hacer el recuento de los daños.

En Poanas, las personas más afectadas por el desbordamiento actualmente necesitan desde lo más básico para iniciar desde cero, mientras que todo el ejido requiere de atención inmediata de las autoridades de salud debido a una gran presencia de plagas de moscas que se pueden acumular por los animales muertos, además, por el riesgo de la proliferación de moscos.

EGO

NOTAS MÁS VISTAS