Nacen 491 ballenas grises en Reserva de la Biosfera El Vizcaíno

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas contabilizó un total de mil 364 ejemplares que llegaron al país.

En la temporada pasada 2021-2022, en Laguna Ojo de Liebre, el conteo arrojó un total de 948 ballenas. |Fanny Miranda
Fanny Miranda
Baja California Sur /

Cada invierno, cientos de ballenas grises (Eschrichtius robustus), recorren más de nueve mil kilómetros desde el Mar de Bering en Alaska hasta los complejos lagunares de la Reserva de la Biosfera El Vizcaíno en Baja California Sur. Una parte del grupo migra con el firme propósito de aparearse, mientras que la mayoría de las hembras viajan preñadas y llegan a estas cálidas aguas para parir y cuidar de sus crías.

Esta temporada, 491 ballenatos nacieron en nuestro país. La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) contabilizó un total de mil 364 ejemplares que se refugiaron en las lagunas Ojo de Liebre y San Ignacio de la reserva ubicada en el municipio de Mulegé.

De acuerdo con el censo que personal de la Conanp llevó a cabo en coordinación con la Empresa Exportadora de Sal, en la Laguna Ojo de Liebre se contaron 458 madres con igual número de crías y 330 solas, dando un total de mil 246 ballenas; mientras que en la Laguna San Ignacio se avistaron 33 madres con sus crías y 52 ballenas msolas, es decir, un total de 118.

En la temporada pasada 2021-2022, en Laguna Ojo de Liebre, el conteo arrojó un total de 948 ballenas, y en Laguna San Ignacio 178, dando un total de mil 126 ejemplares

“Esto nos permite ver claramente un aumento de individuos en este ciclo y saber que la población está en buen estado”, destacó la Secretaría de Medio Ambiente, a través de la Conanp.
Las ballenas viajan desde el mar de Bering en Alaska hasta los complejos lagunares de Baja California Sur. | Fanny Miranda


De las 948 ballenas reportadas en Ojo de Liebre, 271 ejemplares migraron solas para aparearse; mientras que 290 madres llegaron a parir a sus ballenatos.

“Gracias al trabajo de vigilancia y protección por parte de Semarnat y Conanp, de manera coordinada con instituciones de los tres órdenes de gobierno, organizaciones de la sociedad civil e integrantes de las comunidades asentadas en el área, se ha logrado recuperar la población de una de las especies más grandes del mundo marino, hoy enlistada en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, con categoría de Protección Especial”.

La dependencia recordó que en 1988 se decretó la Reserva de la Biosfera El Vizcaíno, que integra el complejo de lagunas y sitios de alimentación y reproducción de la ballena gris. 

En 1993 se decretaron las Lagunas Ojo de Liebre y San Ignacio, dentro de la misma reserva, como zona de Patrimonio Mundial Natural. En el 2000 se recategorizó la Zona de Refugio de Ballenas como Reserva de la Biosfera Complejo Lagunar Ojo de Liebre.

Dentro de la Reserva, desde 1996 se comenzó a realizar el monitoreo de ballenas en las lagunas Ojo de Liebre y San Ignacio. Debido a los 68 años de protección contra la caza comercial, la población de ballena gris creció lo suficiente para ser removida de la lista de Especies en Peligro de Extinción.

VRM

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.