Licores de Casa D’Aristi fueron galardonados en Noruega

Los destilados Huana y Kalani, recibieron calificaciones de 92 y 90 puntos, respectivamente

Huana es el único licor de guanábana en el mundo, y Kalani es de pulpa de coco. Cortesía

Ramón Rivera

Una vez más, la calidad de los licores artesanales Huana y Kalani, que elabora con prácticas sustentables Casa D’Aristi fueron reconocidos a nivel internacional.

En esta ocasión Apéritif, la revista más importante de vinos y licores en Noruega, les otorgó las más altas calificaciones: 92 puntos para Huana, al que señaló como un “impresionante licor tropical realmente complejo”; con 90 a Kalani, al que consideró como “un licor de coco bien hecho con sabores de frutas reales”.


Este reconocimiento se suma a los que obtuvo Huana en The Fifty Best 2018, Doble Medalla de Oro y en San Francisco World Spirits Competition 2017, Medalla de Bronce. A su vez, Kalani, en American Distilling Institute 2019, recibió los premios a Mejor en Clase, Mejor en Categoría y Medalla de Oro; en The Fifty Best 2018, Doble Medalla de Oro; en San Francisco World Spirits Competition 2017, Medalla de Plata, y en Tastings.com Spirits Review 2017, Medalla de Plata.

Huana es el único licor de guanábana en el mundo, hecho de pulpa 100 por ciento natural. Muy emblemática de Yucatán, la guanábana es cosechada con el mayor cuidado para conservar su sabor. Tiene notas tropicales intensas que recuerdan a fresa, piña y notas ligeras de miel silvestre, terminando en un retrogusto intenso y floral.

Kalani está hecho de pulpa de coco 100 por ciento natural, extraída de una palma única en la región, que fue llevado a Yucatán por Rafael Aristi, fundador de la destilería. Se cosecha en su propia plantación en el pueblo de Tizimín, luego es pelado y procesado a mano con el fin de asegurar su calidad y las técnicas tradicionales. Se extrae la carne y leche de coco, se cuecen a bajas temperaturas para desarrollar su particular sabor a coco tostado intenso, suave al paladar con notas de chocolate oscuro y caramelo, con un final fresco y elegante.

Es importante señalar que desde hace 85 años los licores de Casa D’Aristi son elaborados a través de prácticas sustentables y una relación cercana con las comunidades. Son libres de aditivos y saborizantes artificiales, enfocándose en la calidad y los sabores originales, de ahí que tengan gran aceptación a nivel nacional y en los 10 países a los que se exporta.


RRR


NOTAS MÁS VISTAS