¡La salsa ideal para el hot dog! Te contamos de qué está hecha la mostaza

La mostaza es una salsa que se le añade principalmente a las hamburguesas y al hot dog, pero ¿sabes de qué está hecha?

La mostaza puede realzar el sabor de algunos alimentos (Shutterstock).

Milenio Digital

Sin duda la mostaza es un producto que muchos utilizan para dar un sabor más concentrado a algunos alimentos, como a las pechugas de pollo, pero también es común agregarle un poco de este líquido amarillo a las hamburguesas o a los hot dogs, aunque se debe cuidar la porción, ya que contiene un sabor fuerte y que a algunos resulta amargo.

La mostaza puede realzar mucho los sabores de algunos alimentos, aunque claro, se debe de tener cuidado con la cantidad que se le agregue, algo muy diferente a la catsup, ya que algunas personas suelen poner una gran cantidad de esta salsa a su comida. A continuación, te contamos de qué está hecha la mostaza.


Historia de la mostaza

La mostaza proviene de una semilla que fue cultivada en Palestina y con el tiempo fue introducida a Egipto donde dichas semillas comenzaron a ser trituradas para usarse como condimento, algo que todavía se utiliza en algunos países, sobre todo en oriente.

Por otra parte, los griegos y romanos utilizaban los granos de la mostaza para realzar el sabor de diversas carnes y pescados. Con el tiempo, este ingrediente se comenzó a hacer popular debido a su sabor y aunque en un principio las semillas sólo se trituraban, se descubrió que si se le añadía otro ingrediente su sabor cambiaba completamente y le daba ese toque picante y ácido a los alimentos.

De qué está hecha la mostaza

La salsa de mostaza tal y como la conocemos es una salsa de color amarillo y aunque puede contener otros ingredientes, los principales además de un poco de azúcar, son las semillas de mostaza y algún líquido ácido como vinagre, vino o jugos.

Una vez que las semillas de mostaza se ponen a remojar en el líquido ácido, después se muelen, esto hace que su sabor cambie totalmente y se perciba ese toque picante, es por esto que la salsa de mostaza se debe consumir con mucho cuidado y en poca proporción.

Por si fuera poco, existen variedades de mostaza entre ellas la Dijon que es la preferida por los franceses. En lugar de agregarle vinagre se le añade mosto ácido de uvas verdes y por lo regular es la más picante.

Por otra parte, también se encuentra la mostaza a la antigua la cual cuenta con granos enteros de mostaza que se muelen para formar una pasta a la que se le agregan otros ingredientes, además que se le añade una mayor cantidad de vinagre, por lo que el sabor es más ácido.

Una de las más conocidas y comercializada es la mostaza amarilla americana. Su color tan característico no sólo se obtiene de una semilla amarilla finamente molida, sino que también a algunas preparaciones se le añade polvo de cúrcuma, además de que también lleva un poco de azúcar, agua y vinagre.

PJG

NOTAS MÁS VISTAS