¡El complemento ideal para el sushi! Te contamos de qué está hecha la salsa de soya

La salsa de soya es un condimento que suele utilizarse en el sushi y arroz, pero ¿sabes de qué está hecho y cómo se elabora?

Además de la soya, te contamos qué otros ingredientes contiene esta salsa (Shutterstock).

Milenio Digital

Cuando se habla de comer sushi es inevitable que a nuestra mente venga la salsa de soya, que aunque es parecida en color a la salsa inglesa tiene un sabor muy diferente. En México se consume y en algunos lugares le agregan un poco de picante, esto con el fin de adaptarlo al paladar de los mexicanos, si embargo, la receta original es diferente.

Aunque su mayor uso es para el sushi, también se le puede agregar al arroz, verduras, carnes o incluso como un aderezo para las ensaladas. A continuación, te contamos los ingredientes con los que está hecha la salsa de soya.

Historia de la salsa de soya

La creación de la salsa de soya se remonta a hace varios miles de años y aunque muchos creen que proviene de Japón, lo cierto es que este producto se creó en China casi al final de la dinastía Zhou. En dicho país se acostumbraba a conservar las carnes por medio de un método llamado salazón, el subproducto líquido que se derivaba se utilizaba como condimento.

Con el tiempo y con la propagación del budismo, se extendió el vegetarianismo, por lo que se buscó la manera de crear condimentos para las verduras, fue así que se hizo una pasta salada hecha con granos de soya, poco a poco ganó popularidad en otros países de Asia como Japón, Malasia e Indonesia.

De qué está hecha la salsa de soya

Como sabes, el ingrediente principal para elaborar la salsa son granos de soya los cuales se remojan en agua, además también se utiliza trigo tostado que después se tritura. Estos dos productos se mezclan y se dejan durante dos o tres días.

Pasado este tiempo, tanto el trigo como a la soya se les agrega agua y sal, deberán dejarse en un tanque para que fermenten por alrededor de cinco a ocho meses. Tras este proceso, la mezcla se coloca en un paño y se presiona para liberar el líquido que deberá ser pasteurizado y después embotellado.

Aunque la manera tradicional lleva más tiempo para preparar la salsa de soya, la comercial realiza un procedimiento químico donde se apresura la fermentación, por lo que a la mezcla obtenida se le agrega más sal, color y sabor artificial.

PJG

NOTAS MÁS VISTAS