Puebla, el sueño de un fin de semana

La ciudad de los Ángeles nos permite conocerla desde el cielo (a través de una rueda de la fortuna) o bajo la tierra, con sus túneles.

Puebla está resguardada por el Popocatépetl e Iztaccíhuatl (Rosa Emilia Porras Lara)

Rosa Emilia Porras Lara

Puebla, la ciudad, rodeada por el Popocatépetl e Iztaccíhuatl, se ubica a menos de dos horas de la Ciudad de México, ideal para un fin de semana.

La ciudad ofrece grandes recorridos dentro del Centro Histórico, uno de ellos por los Barrios Antiguos a través de un tranvía panorámico donde podrás admirar las primeras casonas.

Inicia por el bazar del Barrio de los Sapos, donde se pueden adquirir obras de arte o antigüedades; de ahí partimos al Barrio de Analco, antigua zona habitada por tlaxcaltecas, que hoy se han convertido en un tianguis de venta de artesanías. Después nos dirigimos hacia el Barrio Alto, para disfrutar del mercado Garibaldi, que al igual que en la Ciudad de México, nos topamos con los mariachis, tríos y grupos norteños.

Posteriormente llegamos al Barrio de Xanenetla, que nos da el pie para llegar a los fuertes a al lago de la Concordia, ahí se puede ver toda la ciudad.

El recorrido concluye en el Centro Histórico para visitar el Teatro Principal, el Barrio del Artista, mercado de artesanías de el Parían, la calle de los dulces, el convento de Santa Clara y el Museo de los Hermanos Serdán.

Los túneles del Centro Histórico

Por más de 200 años, estuvieron ocultos. En el 2014, unas obras de remodelación para cambiar el drenaje y el asfalto, los pusieron al descubierto, sin que registraran algún tipo de daño, de hecho, para los expertos “están casi perfectos”.

El cronista de Cholula, Alfredo Torres Cuautle, explica desde hace más de cuatro siglos, de generación en generación, se hablaba de los túneles.

“De hecho, el general Ignacio Zaragoza logró ganar la batalla contra los franceses gracias a esos túneles. Para los europeos fue una desesperación que al usar sus catalejos no veían a nadie en el cerro, sin embargo, cuando avanzaban aparecían nuestros compatriotas”.

Dónde hospedarte

El Sueño, hotel y spa, es una de las opciones para quedarte en la ciudad de los Ángeles.

Está ubicado en el Centro Histórico en una de las casonas del siglo XVIII que fue remodelada para adaptarlo a las 20 suites, pero que conserva sus características barrocas de la época.

“La vieja leyenda reza que San Miguel descansó en este predio al trazar la ciudad y en beneficio dejó sueños inolvidables y buenaventura para quien duerma en la casa".

Sus habitaciones cuentan con un amplio baño o tina. Podrás ocupar El Sueño de Viridiana; El Sueño de Leonora (Carrington); El Sueño de Dolores del Río o Miroslava.

REPL

NOTAS MÁS VISTAS