Larcamón no considera al Puebla como favorito en la liguilla

El estratega argentino calificó de positivo el saldo contra Santos, ya que el rival a ellos exigió en todos sentidos.

Nicolás Larcamón, técnico del Puebla. | Especial

Édgar González

Tras haber concluido el torneo regular en la tercera posición que al equipo permitirá iniciar la liguilla sin necesidad de pasar por una repesca, el Puebla no se considera favorito para ser uno de los finalistas del torneo, ya que los Cuartos de Final se juegan de manera distinta y el grupo no puede perder la humildad que los ha caracterizado, así lo sentenció el timonel de La Franja, Nicolás Larcamón.

“La liguilla es un formato totalmente distinto, donde indudablemente los detalles juegan otro papel, donde hay que saber competir, tanto de local, como de visitante, tener en cuenta lo que son las llaves de 180 minutos, entonces eso me parece que pierde mucho efecto lo que tiene que ver con el favoritismo, por eso creo que ahora tenemos que volver a bañarnos de humildad, saber de que todo esto que se logró vale muchísimo, pero también nos pone a nosotros a entender que ahora es momento de empezar a trabajar y entender el tipo de competencia que afrontamos a partir de ahora”.

Sobre lo que fue el empate con Santos que al grupo redituó con la clasificación directa, el estratega argentino calificó de positivo el saldo, ya que el rival a ellos exigió en todos sentidos, de ahí que para él fue sumamente meritorio la cosecha obtenida, porque al final de cuentas fue lo que se tenía planeado.

“El balance del partido fue muy positivo, enfrentamos a un gran rival que sobre todas las cosas se hace muy fuerte en su casa, que sabemos que hay un gran trabajo detrás, que tiene muy buena jerarquía en sus jugadores y casi todos sabíamos que para llevarnos algo había que redoblar los esfuerzos, correr, meter y jugar más que ellos para tener chance de lograr el objetivo de terminar entre los mejores del campeonato, así fue, el trabajo colectivo espectacular”.

Con relación a la ausencia en la alineación, incluso en los cambios, del goleador, Santiago Ormeño, reveló que todo se debió a una decisión táctica, pues consideró que la propuesta del cuadro santista no favorecía el estilo de juego que el atacante Camotero puede desarrollar, de ahí que decidió mejor guardarlo para lo que está por venir.

“Una decisión técnica, un partido en el que sabíamos que iba a haber nivel de intensidad, sobre todo contra una pareja de centrales que tienen muchísima jerarquía, quería encontrar ventajas en otros sectores de la cancha, un poco por la manera de estructurar los planes de juego, a Santi hay que fijarlo a los laterales, generándole una superioridad al doble medio que generalmente juega Santos, íbamos a poder tener ventaja para progresar, a pesar de eso Santos hizo un esfuerzo notable”.

Apuntó que a diferencia de lo que se piensa al interior, la afición está en todo su derecho de ilusionarse con un título para la ciudad, pensamiento que es producto de lo mostrado sobre la cancha, donde ellos conservan la mesura, ya que para lograr un campeonato, se debe ir paso a paso y por ahora ellos deberán concentrarse en lo que será su siguiente rival en la ronda de Cuartos de Final.

AFM

NOTAS MÁS VISTAS