Se cumplen 50 años del nacimiento de la Casa del Dolor Ajeno

El también llamado "Coloso de las Carolinas" nació en un año de futbol para México, pues fue cuando se realizó su primero Mundial en 1970.

Los primeros campeones. (Mexsport)
Sólo una final se perdió dentro del viejo Estadio Corona. (Especial)

Carlos Hernández Castrejón

Este 2 de julio se cumplen 50 años del partido inaugural del viejo Estadio Corona, escenario que albergó a tres equipos de equipos de Primera División, que fue bautizado como 'La Casa del Dolor Ajeno', cuya característica muy particular fue la manera especial de vivir ahí el futbol. 

Incómodo para muchos, espectacular para otros, pero el ambiente que se sentía en ese lugar, aún se añora y eso hace que en este aniversario las generaciones sientan la nostalgia de aquellas tardes y noches en que el inmueble vibraba con la emoción desatada por cada gol del equipo de casa, con cada triunfo celebrado y cada título que ahí se conquistó. 

Tardes calurosas en el Corona

El Estadio Corona, también llamado 'El coloso de las Carolinas' por la colonia donde fue asentado, fue en su momento una obra importante para la ciudad y toda la región, pues nació en un año futbolero, en que México celebró su primer Mundial, con características similares al Nou Camp de León, con capacidad iniciar para unos 18 mil aficionados, con una notable cercanía de la tribuna con la cancha, por lo que la presión del público hacia los rivales era una condición bastante favorable para el cuadro local.

La obra fue desarrollada por gestión del presidente municipal Juan Abusaid Ríos, fue inaugurada el 2 de julio de 1970, con un partido amistoso en que las Chivas del Guadalajara derrotaron 3-1 a los Diablos Blancos del Torreón, que militaban en el máximo circuito, siendo el autor del primer gol en esa cancha el tapatío Pedro Herrada.

Esa fue la casa de los Diablos Blancos de 1970 a 1974, ya que la franquicia se convirtió en los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara, así que el entonces llamado Estadio Moctezuma pasó a ser casa de La Ola Verde del Laguna de 1976 a 1978, cuando se convirtió en los Coyotes de Neza.

Por un tiempo en estadio quedó sin futbol profesional hasta que surgió el Santos IMSS, equipo que inicialmente buscaba casa en Gómez Palacio, Durango, su lugar de nacimiento, hasta que hubo acuerdo para dar cabida al equipo de la Segunda División 'B' en 1983, lo que marcaría el comienzo de una nueva era y una transformación que incluyó el nombre, ya que con Grupo Modelo en el patrocinio el estadio Moctezuma cambió a Corona. Tras el ascenso a Segunda 'A' y la adquisición de la franquicia de Ángeles de Puebla en 1988, la Primera División retornó al inmueble, donde se celebraron seis finales, una en la Segunda División 'B'. 

Hubo cinco finales del máximo circuito, en la primera con el subcampeonato de la campaña 93-94, el primer campeonato en el Invierno de 1996, otro en el Verano de 2001 y en el Clausura 2008. El único partido de final que se perdió en el estadio fue en el Verano 2000 ante el Toluca. 

Despedida

El viejo Corona celebró su último partido el domingo 1 de noviembre de 2009, Santos Laguna empató a un gol con Pumas; Matías Vuoso anotó el último gol y con una emotiva despedida se hizo la mudanza al TSM. Al día siguiente el viejo estadio comenzó a ser demolido.

En el viejo Corona se jugaron varios partidos internacionales, como la Copa Libertadores, siendo algunos de los visitantes el River Plate, Cruzeiro, La Roma, entre otros, así como las selecciones de México y Chile. 

Hoy el terreno sigue vacío, pero el recuerdo sigue latente dentro de una rica historia del futbol en la Comarca Lagunera.

RCM

NOTAS MÁS VISTAS