Empate contra Puebla manda a Santos a repesca

En el último encuentro regular del Guard1anes 2021, en antesala de la liguilla, Puebla obtiene su pase directo.

Santos Laguna. (Rolando Riestra)

Carlos Hernández Castrejón

Lo que desaprovechó Santos Laguna en la primera mitad le pesó al final del encuentro, porque no pudo hacer gol y Puebla le sacó el empate que lo calificó directo y mandó a repesca a los de la Comarca.

Es preocupante la falta de gol que tiene el cuadro santista, precisamente en la antesala de la liguilla, lo cual tendrá que corregir para encarar su siguiente compromiso, que disputará en casa, sea ante Gallos o Pumas.

En el último encuentro regular del Guard1anes 2021, Santos quedó a deber, muestra deficiencias que reducen las esperanzas de la afición, que abucheó con justicia el desempeño de los suyos.

En el arranque del encuentro, ambos equipos confirmaron lo que se esperaba de ellos, sin especular se lanzaron al ataque y si no cayó el gol a los 4 minutos fue por la gran intervención del arquero del Puebla, tras el cobro de una falta que hizo llegar el balón al área, un desvió obligó al guardameta Antony Silva a desviar a una mano, el esférico pegó en el travesaño y en un segundo intento de Ayrton de nuevo el destino fue el larguero. Se salvó la franja.

Al minuto 14, Fernando Gorriarán eludió rivales, filtró para el 'Mudo' Aguirre, quien quedó mano a mano con el arquero y le estrelló su intento. En el rebote Muñoz disparó y también le bloquearon.

El momento era albiverde, pero Puebla también comenzó a generar. En saque de esquina el balón le quedó a Segovia a segundo poste, pero Acevedo achicó para atajar el tiro amenazante. Se animó el juego, pues los visitantes demostraron que no se conformarían con el empate.

La lucha se emparejó y de pronto, la Franja se encontró con una muy clara, con un balón inesperado que le quedó a modo a Araujo, quien quedó solo, de frente con Carlos Acevedo y el arquero santista le rechazó su remate, esto al 33'.

El partido se volvió ríspido, el árbitro Erick Miranda dejó pasar algunas entradas fuertes, aunado a la tensión por lo que estaba en juego: la calificación directa a la liguilla.

De alguna forma el cuadro lagunero había sido mejor que el rival en la primera mitad, pero encontrar el arco de enfrente se está convirtiendo en una odisea para los dirigidos por Guillermo Almada, cuya batalla parece ser más hacia consigo mismo.


El retorno de Gorriarán al once santista le dio fuerza al medio campo al equipo, pero se enfocaba demasiado en atacar por sector izquierdo.

Para la segunda mitad, Larcamón reforzó su defensa, dio una señal de que se daba por bien servido con el empate, pero tuvo un disparo peligroso de Israel Reyes, muy cerca del ángulo superior izquierdo. Poco después un cabezazo de Segovia hizo volar a Acevedo para salvar su arco.

Santos bajo notablemente su rendimiento, Almada no esperó más y mandó a Valdés e Ibargüen a la cancha por Preciado y Muñoz.

Hubo una reacción albiverde, el problema fue que el Puebla le cerró los espacios. Aun así, Ibargüen intentó con una escapada por derecha, metió tiro centro que el arquero logró rechazar con los pies.

Daniel Álvarez se animó con un zapatazo y Acevedo hizo una gran desviada. Campos respondió por Santos, con un tiro cruzado que pasó cerca del palo izquierdo.

La desesperación comenzó a sentirse en el cuadro lagunero, pues con el empate se le estaba escapando la calificación directa y los poblanos la tenían en la bolsa, por eso Guillermo Almada estaba desesperado.

En tres de los últimos cuatro partidos, el gol se le ha negado a los de la Comarca, ha batallado demasiado con los rivales que se le encierran.

Todavía en compensación, Gorriarán no la bajó bien en el área, eso lo aprovechó el arquero para despojarlo. No hubo más y los poblanos festejaron como si hubieran avanzado a la final.

AARP

NOTAS MÁS VISTAS