Casi 8 mil 500 integrantes activos de fuerzas militares de EU no se han vacunado por covid

La cifra se da a conocer luego de cumplirse el plazo para que los integrantes de dos ramas de los equipos de seguridad se inyectaran algunas de las dosis.

Las autoridades en Estados Unidos afirmaron eso sí que la mayor parte de la Fuerza Aérea sí se inoculó contra el covid-19. | Archivo, Reuters
Editorial Milenio
Estados Unidos /

Hay aproximadamente unos 8 mil 500 integrantes activos de la Fuerza Aérea y la Fuerza Espacial de Estados Unidos que no se vacunaron contra el covid-19 para la fecha límite, incluidos 800 que simplemente se negaron y casi 5 mil que esperan respuesta a solicitudes de ser eximidos por cuestiones religiosas, informaron hoy las autoridades de ese país.

Sin embargo, de los 326 mil miembros activos de la Fuerza Aérea y la Fuerza Espacial, 95.9 por ciento están totalmente vacunados y 96.9 por ciento han recibido al menos una dosis, precisó la primera institución mencionada.

"Una fuerza vacunada es una fuerza protegida, con más capacidad para desplegarse y defender nuestros intereses en cualquier lugar y momento", dijo Ann Stefanek, una vocera de la Fuerza Aérea. 

Agregó que "recibir la vacuna contra el covid-19 es un requisito necesario para mantener a nuestras personas seguras y saludables. Es una cuestión de disposición".

Ayer se cumplió el plazo para que todos los miembros activos de la Fuerza Aérea se vacunaran. La fecha límite de la institución fue la primera de todos los servicios militares, lo que proporcionó un vistazo a cómo el ejército de Estados Unidos lidiará con el mandato de inoculación.

La Fuerza Aérea precisó que 8 mil 486 miembros del servicio no se habían vacunado para el martes. De este total, 800 se “negaron verbalmente”, otros 2 mil 753 no habían iniciado el proceso de vacunación por motivos no indicados en el comunicado de la Fuerza Aérea y 4 mil 933 esperan respuesta a su petición de exención por motivos religiosos.

La Fuerza Aérea dijo que para el 2 de diciembre completaría su revisión de las peticiones de exenciones por motivos religiosos o médicos. Agregó que ninguna exención por motivos religiosos se había aprobado.