Galicia pone en aislamiento a 70 mil habitantes por rebrote de coronavirus

Las autoridades de Galicia, noroeste de España, tomaron la medida tras presentarse un centenar de nuevos casos en la zona costera de A Mariña, siendo la segunda región aislada dos semanas después de que el país terminara el confinamiento.

Las autoridades españolas muestran preocupación por unos 50 nuevos focos que han surgido por todo el país. (AP)

AFP

Las autoridades sanitarias de la región de Galicia, en el noroeste de España, decidieron hoy aislar a los 70 mil habitantes de la comarca costera de A Mariña, por un brote del nuevo coronavirus que supera el centenar de casos.

La medida entrará en vigor a medianoche y afectará a catorce municipios con una población total de unos 70 mil habitantes, que no podrán salir de la zona acordonada. También se prohibirán las reuniones de más de diez personas y se limitarán los aforos de los locales.

Se trata de la segunda zona aislada dos semanas después de que España terminara el severo confinamiento, iniciado a mediados de marzo para controlar la pandemia del coronavirus, que causó al menos 28 mil 385 fallecidos, una de las cifras más elevadas en Europa.

"En este momento (...), tenemos 106 positivos, lo que supone un incremento sobre el día anterior de 21 casos", explicó el responsable regional de Sanidad, Jesús Vázquez, en una rueda de prensa en el hospital de Lugo, la capital de la provincia donde se encuentran los municipios aislados.
"Se considera necesario aumentar los niveles de exigencia para tratar de mejorar el pronóstico (...) y aislarnos ante la posibilidad de un crecimiento exponencial que es lo que suele ocurrir si aparece la transmisión comunitaria que, aquí, todavía no ha aparecido", añadió.

Las autoridades sanitarias decretaron este cierre perimetral por al menos cinco días, plazo en el que revisarán la situación y decidirán si lo prolongan.

El gobierno regional de Cataluña ordenó ayer el aislamiento de una comarca alrededor de la ciudad de Lérida, a 150 kilómetros al oeste de Barcelona, con más de 200 mil habitantes tras semanas de fuerte incremento de los contagios.

En esta zona, donde ha habido muchas infecciones entre trabajadores temporeros que trabajan en la cosecha de la fruta, también se prohibieron las reuniones de más de diez personas y, aunque no se restringió la movilidad interior, se pidió minimizarla.

Aunque las autoridades sanitarias españolas dan por controlada la epidemia, muestran preocupación por alrededor de unos 50 focos que han surgido por todo el país.

jamj

NOTAS MÁS VISTAS