Por coronavirus, 11 aerolíneas dejan de volar a China

Éxodo de extranjeros. Hoy, la reunión de la OMS para evaluar si declara emergencia global ante el brote que sigue extendiéndose.

Pasajeros procedentes de Asia son observados en el aeropuerto de Nairobi, Kenia. (AP)

Agencias

La Organización Mundial de la Salud (OMS) instó el miércoles al “mundo entero a actuar” en la lucha contra el nuevo coronavirus que ya costó la vida a 170 personas e infectó a más de 7 mil 700 al tiempo que distintos gobiernos extranjeros iniciaban operaciones para sacar a sus ciudadanos del territorio chino y se acrecentaba el número de aerolíneas comerciales que cancelaban sus servicios en la zona.

La propagación del virus está impactando severamente a la segunda mayor economía del mundo. Las empresas están recortando sus viajes a China y grandes aerolíneas están suspendiendo vuelos.

British Airways y Lufthansa encabezan a por lo menos 11 compañías que han cancelado de forma temporal sus rutas al gigante asiático.

Otras aerolíneas, como Air France, United Airlines, Delta y KLM, han reducido sus vuelos a los principales aeropuertos chinos y cancelado la ruta a Wuhan, ciudad donde inició la propagación del nuevo coronavirus.

En cuanto a Rusia, limitará sus conexiones ferroviarias con China a partir de este sábado, y solo mantendrá en servicio la línea Pekín-Moscú.

El Reino Unido, como EU y Alemania, desaconsejan a su ciudadanos viajar a China. Londres además anunció que aislará 14 días a quienes lleguen desde Wuhan.

“El mundo entero tiene que actuar”, indicó Michael Ryan, jefe del Programa de urgencias de la OMS, ante periodistas en Ginebra, Suiza.

Ryan dijo que los pocos casos de contagio entre personas fuera de China —principalmente en Japón, Alemania, Canadá y Vietnam— representan una “gran preocupación” y fueron parte del motivo por el que Tedros Adhanom Ghebreyesu, director general de la agencia de salud de Naciones Unidas, convocó nuevamente el jueves a una comisión de expertos para evaluar si debe declararse una emergencia global a causa del brote.

A la fecha, 99 por ciento de los casos han sido en China. Ryan calculó que la tasa de mortalidad a causa del nuevo virus es de alrededor del dos por ciento, pero dijo que la cifra era muy preliminar.

Debido a la fluctuación en el número de casos y decesos, los científicos únicamente han logrado presentar estimados de la tasa de mortalidad y es muy probable que se estén omitiendo varios casos leves.

En la noche del miércoles autoridades chinas anunciaron que el número de personas muertas se elevó a 170, incluyendo 37 víctimas en la región de Hubei y una en la región del Tíbet.

En total, el número de casos confirmados se eleva a unas 7,700 personas, superando a los 5,327 infectados de SARS en la China continental durante el brote de 2002-2003 aunque el número de fallecidos en esa ocasión fue de 348.

La cifra de infectados por el nuevo coronavirus ha puesto en alerta a toda la comunidad internacional por lo que varios países comenzaron a evacuar a sus ciudadanos bloqueados —junto con millones de chinos— en la ciudad de Wuhan y la mayor parte de la provincia de Hubei, rodeada por un cordón sanitario desde el 23 de enero, en un intento de las autoridades de contener la epidemia.

Un avión con 206 japoneses a bordo aterrizó en Tokio este miércoles. A falta de marco legal, las autoridades japonesas no podrán poner en cuarentena a los repatriados y les pidieron que se queden en casa durante dos semanas.

Sin embargo, el ministro japonés de Salud, Katsunobu Kato, anunció a legisladores que entre esos 206 evacuados se confirmaron tres casos de personas contaminadas con el nuevo coronavirus.

Este jueves por la mañana llegó otro avión a Tokio con 210 pasajeros a bordo.

NOTAS MÁS VISTAS