3M se expande a Canadá y fabricará 50 millones de mascarillas N95

Ottawa y la provincia de Ontario han destinado 23 millones de dólares canadienses cada una para apoyar la expansión de 3M de sus instalaciones en Brockville.

Cubrebocas N95 3M, de los más buscados ante llegada del coronavirus en México.

AFP

Autoridades canadienses anunciarion la fabricación de máscaras respiratorias N95 para uso doméstico y para exportación por el gigante industrial estadunidense 3M en Cánada. 

Indicaron que garantizarán un suministro nacional seguro de estos equipos de protección sanitaria cruciales que habían escaseado al comienzo de la pandemia de covid-19, en razón de la competencia existente entre naciones para disponer de ellos.

En conferencia de prensa, el primer ministro de Ontario, Doug Ford, recordó los "días más oscuros" de la pandemia, cuando "todos los países del mundo luchaban por conseguir suministros médicos críticos y equipo de protección personal".

"Hubo una escasez mundial y Canadá quedó a merced de otros países por estos equipos que necesitábamos desesperadamente", dijo. "Nos dejaron en una situación terrible, terrible".

Ottawa y la provincia de Ontario han destinado 23 millones de dólares canadienses (18 millones de dólares estadunidenses) cada una para apoyar la expansión de 3M de sus instalaciones en Brockville, Ontario, mientras que la compañía ha acordado suministrar 50 millones de máscaras N95 a Canadá anualmente durante cinco años.

El primer ministro Justin Trudeau, también presente en el anuncio, agregó que 3M tiene como objetivo enviar máscaras desde Canadá al extranjero.

"Podremos cubrir los suministros domésticos", dijo, y debido a que Canadá "nunca ha introducido límites ni medidas proteccionistas", también se exportarán máscaras.

"Nuestros productos también pueden ayudar al mundo", dijo. En abril, el presidente Donald Trump, había atacado a 3M por no trasladar toda su producción a Estados Unidos e invocó la Ley de Producción de Defensa de la era de la Guerra de Corea contra la compañía.

Trudeau había rechazado la presión de Trump sobre 3M, diciendo que sería un error reducir el comercio transfronterizo de productos médicos durante la crisis.

La empresa respondió que continuaría vendiendo máscaras a Canadá y América Latina. Está previsto que su planta canadiense entre en funcionamiento a principios del próximo año.

​srgs



NOTAS MÁS VISTAS