Vitalidad de Austin atrae a magnates tecnológicos

Auge. Tesla, Samsung y Oracle cuentan con sedes y plantas en la ciudad texana; tierra fértil para startups, es la urbe de mayor crecimiento en EU en la última década

La localidad también se beneficia de una de las fuerzas laborales mejor educadas del país. Shutterstock

Justin Jacobs

Las empresas estadunidenses de alto crecimiento tienden a agruparse alrededor de los grandes centros económicos de la costa, en lugares como San Francisco, Nueva York y Boston.

Pero Austin, una ciudad de menos de un millón de habitantes en el centro de Texas, se destaca por competir fuera de su categoría en la clasificación Financial Times-Statista de este año de las empresas de más rápido crecimiento del continente americano. La ciudad alberga cinco empresas en la lista, lo que la coloca entre las 10 principales ciudades por número de compañías por primera vez y sacando a la fuerza a algunos centros mucho más grandes como Los Ángeles.

Su estatus es un reflejo de un auge económico que transformó a Austin en la última década, lo que atrajo a algunos de los magnates tecnológicos más grandes del país y estableciendo a la ciudad como un centro de crecimiento nacional vital.

Elon Musk, posiblemente el empresario de más alto perfil de Estados Unidos, se mudó de Silicon Valley a Texas el año pasado, haciendo una gran apuesta en Austin como plataforma de lanzamiento para sus ambiciosos planes de crecimiento, tanto terrenales como más allá.

“Va a ser la ciudad en auge más grande que Estados Unidos haya visto en 50 años”, dijo Musk sobre Austin este año.

Está invirtiendo en instalaciones de alta tecnología para fabricar los coches eléctricos de Tesla, así como componentes para su empresa SpaceX, que eligió la NASA para construir el módulo de aterrizaje para llevar a los próximos humanos a la Luna.

Es parte de una oleada más amplia de inversión y talento en tecnología en la ciudad que parece estar cobrando impulso.

Samsung, el conglomerado surcoreano, contempla a Austin como el hogar de una nueva planta de chips avanzada de 17 mil millones de dólares, donde la construcción puede comenzar tan pronto como el segundo trimestre de este año. Apple, que ya es uno de los empleadores más grandes de la ciudad, está gastando mil millones de dólares en un nuevo campus en Austin a medida que expande su presencia en la ciudad. Y Oracle, el gigante del software, anunció en diciembre que trasladará su sede de Silicon Valley a la capital de Texas.

Sin embargo, la clasificación de Financial Times muestra que el auge de Austin se extiende mucho más allá de estos gigantes de tecnología y demuestra ser un terreno fértil para un ecosistema de startups más pequeñas y de rápido crecimiento.

Sedera, que ocupa el puesto 23 de la clasificación, se presenta como una plataforma sin fines de lucro para compartir costos médicos, y le ofrece a los clientes una alternativa al seguro médico tradicional de Estados Unidos. Mientras tanto, Digital Thrive, que se ubica en el puesto 82, e Intellibright, en el 182, son empresas de mercadotecnia que le dan prioridad a un enfoque digital. Y en el lugar 117, el servicio de limpieza especializado de Urban Simple floreció junto con las expansiones en grandes empresas como Facebook y grupos de restaurantes en la ciudad.

Todo esto ayudó a que Austin sea el área metropolitana de más rápido crecimiento en EU en la última década, agregando cada año decenas de miles de nuevos residentes de otras partes del país, de acuerdo con un análisis de la Cámara de Comercio de Austin.

A diferencia de la mayoría de los estados, Texas no tiene impuestos sobre la renta estatales, lo que atrae a las personas con altos ingresos de otros lugares. En cambio, el estado depende de impuestos sobre las ventas y la propiedad relativamente altos, así como en industrias como el gas y el petróleo. Los ejecutivos también elogian un gobierno estatal muy favorable a las empresas y un entorno regulatorio ligero que facilita establecerse

Austin, como capital del estado, también se beneficia de una de las fuerzas laborales mejor educadas del país. Las empresas recurren a un flujo constante de talento de la Universidad de Texas en Austin y otros jóvenes recién llegados atraídos por el costo de vida relativamente bajo y la actividad cultural de la ciudad (su lema es “Capital mundial de la música en vivo”).

Sedera, la firma de Austin mejor ubicada en la clasificación, registró un crecimiento anual compuesto de alrededor de 180 por ciento en 2016-2019. “Hay mucha gente muy talentosa en Austin y eso definitivamente ayuda”, dice su director ejecutivo, Jamie Lagarde.

Illuminas, una consultora de investigación para empresas de tecnología, que ocupa el puesto 425, es otro negocio que creció rápido junto con la escena tecnológica. Jay Shutter, su director ejecutivo, dice: “La gente viene a Austin y ven que es una gran ciudad y quieren estar aquí y eso realmente nos ha ayudado”.

El empleo en la ciudad sufrió un gran golpe al principio de la pandemia, pero la Cámara de Comercio de Austin señala que la recuperación de empleos en la ciudad ha sido la tercera más rápida de las 50 áreas metropolitanas más grandes del país. A finales de marzo, se había sustituido 86 por ciento de las plazas perdidas durante la crisis. _

NOTAS MÁS VISTAS