¿Qué es un fraude financiero y cómo evitar caer en la trampa?

Todos estamos expuestos a este delito, desde un cliente actual hasta alguien a quien se le pueda ofrecer un crédito, dice una especialista.

Fraude financiero. Foto: Especial
Miriam Ramírez
Ciudad de México /

Las restricciones de movilidad debido a la pandemia del covid-19, cambiaron la manera de estudiar, de comprar, incluso modificó la necesidad de muchas compañías y personas para realizar sus operaciones financieras, impulsadas por la tecnología, un mundo más fácil y rápido, pero que también ha dado pie a que otro tipo personas que buscan sacar provecho cometan un fraude llevándose tus datos personales o información financiera.

En entrevista con MILENIO Sofía González, business head de Creditas México, explicó que "muchas personas que antes no se habían atrevido a hacer cualquier clase de transacción de manera remota, estén hoy en la necesidad de hacerlo" y aunque exista el delito de fraude también hay señales que nos ayudan a identificarlo

Según cifras de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), el año pasado el comercio electrónico reportó ventas por 316 mil millones de pesos, un aumento de 81 por ciento, en contraste con las cifras de 2019.

Si bien la AMVO advierte que las personas prefieren realizar compras de manera presencial, el uso de las aplicaciones móviles, el comercio electrónico y las videollamadas presentan un crecimiento importante; el tema de fraude cibernético se puede presentar en cualquier tipo de servicios financieros, mientras que la penetración de canales digitales es mayor en ciertos servicios que en otros.

Sofía González manifestó que en el último año se ha visto un incremento en el número de fraudes cibernéticos en México, incluso la Condusef ha publicado que durante 2020 creció más del 20 por ciento, un delito que se puede identificar en tres vertientes:

1. Suplantación de proveedores de servicios. Es decir, alguien que toma la identidad de una institución financiera, de un proveedor, de una Sofom, para hacerse pasar por este proveedor de servicios, de alguna manera atraer clientes y utilizar sus datos personales para después hacer un fraude con esta suplantación de identidad o para pedir un pago por adelantado y de alguna manera monetizar su fraude desde ese momento.

2. La suplantación de identidad del cliente. Estamos viendo un mayor número de aplicaciones de personas que están suplantando la identidad de alguien más. El aplicante no es quien dice ser, no así como usuario, sino a la institución financiera o proveedor de servicios.

3. Identidades sintéticas. Se trata de personas que existen y que intentan hacer fraude a las instituciones, de alguna manera inventando identidades que no son reales.

¿Quién puede ser víctima de un fraude?

González advierte que todos estamos expuestos, desde un actual cliente, como cualquier otro quien antes tuvo algún servicio financiero, o bien, un posible o futuro cliente a quien se le esté ofreciendo un producto que no tenga actualmente. 

Usuarios actuales. Porque saben que eres cliente de algún banco o cliente de una institución financiera para confirmar tus datos, de alguna manera, tener tus datos personales para usarlos para algo más.

¿Fuiste cliente?. “Todos somos sujetos, creo que la mayoría hemos estado expuestos a un intento de fraude, por lo que tenemos que entender estas señales de alerta para protegernos”.

Clientes nuevos. Actualmente, existe una gran oferta de productos de interés para cualquiera. 

Señales para identificar un fraude

Pagos por adelantado. Te llaman y te dicen que te van a dar un crédito o un seguro, pero tienes que hacer un depósito en efectivo de manera inmediata.

Información. Independientemente del producto financiero, si te están pidiendo información personal, tales como tu nombre, dirección o tus credenciales de acceso a tus servicios financieros como password, esa es otra señal de alerta clarísima”.

¿Porqué es tan urgente que aceptes? Cuando recibes una llamada o cuando recibes un intento de fraude por cualquier medio te hacen creer que te estás perdiendo de una gran oportunidad y en ese momento lo debes confirmar.

Demasiado bueno para ser cierto. Si la línea de crédito que te ofrecen es alta, con bajas tasas de interés, y sin información complementaria para evaluar, es una señal de alerta. ¡Analiza!

Canales oficiales. Ante la suplantación de identidad que sufren muchas instituciones puedes estar en una página errónea. Verifícala. 

¡Demasiado tarde! ¿Qué hago ahora?

“Aunque siempre es mejor prevenir y estar atento de la información que recibimos, existe el riesgo de caer en estos fraudes y en general los órganos reguladores o de protección al consumidor están atentos a este tipo de situaciones”, aseguró Sofía González, business head de Creditas México.

La primera puerta que se debe tocar es la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) para reportar que has sido víctima de un fraude, y la propia institución o proveedor financiero, el emisor de tu tarjeta de crédito o cuenta bancaria.

Sofía González, business head de Creditas México. ESPECIAL


MRA

NOTAS MÁS VISTAS