Teatro para niños de ventana en ventana

Artes

El equipo espera abrir más funciones en medida que se logren las alianzas para ello

Este es un espectáculo que utiliza este estilo de teatro japonés (Cortesia)

Andrea Rodríguez

Este domingo 4 de octubre la compañía A la Deriva Teatro estrenará Kamishibai en la ventana, serenara para niños y niñas, un espectáculo que utiliza este estilo de teatro japonés a fin de continuar generando espacios culturales seguros para la infancia. 

El proyecto forma parte de la iniciativa Cultura y Salud de Cultura UDG que busca atender la salud mental de los jaliscienses durante la pandemia y cuenta con el apoyo del proyecto Brotes de Alas y Raíces a nivel federal.

Kamishibai significa “teatro de papel” y consiste en narrar una historia a través de láminas con ilustraciones, siendo un modelo que se remonta a la crisis económica de los años 20.

“Revolucionó los espacios para los niños y las niñas porque se subían el kamishibai en la bicicleta y entonces los narradores iban de pueblo en pueblo encontrándose con los niños y las niñas”. expresó Susana Romo, directora del proyecto.

En un espíritu similar, este kamishibai busca una convivencia diferente a la que se ha dado durante la cuarentena “llevar teatro, serenata para niños y niñas con música en vivo, actores, una experiencia diferente que pudiera romper un poco esta rutina de estar sentados frente a una pantalla, encerrados”, comentó Daniela Yoffe, Coordinadora de Artes Escénicas de Cultura UDG.

Kamishibai en la ventana relata la historia de “Ari el zorrito y el largo invierno” que Osvaldo Jiménez escribió para el espectáculo “no quisimos hablar directamente del coronavirus y de lo que estábamos viviendo de manera literal, sino llevarlo a la metáfora del invierno” explica Romo. 

La música en vivo corre a cargo de Sergio Arreola y Cristina Jiménez, mientras que Sara Miranda es la ilustradora detrás del diseño de imagen. Además de esta presentación, acatando todas las medidas de seguridad, los espectadores reciben un paquete para realizar su propio kamishibai con materiales reciclados “ellos también van a poder dibujar su historia, contarla en su propio kamishibai y a lo que los vamos a invitar es que lo pueden contar con su familia, o a lo mejor de vecino a vecino, cuidando todas las reglas de seguridad”.

Previamente se realizaron algunas funciones de prueba: “es muy conmovedor la cara de las familias de los niños y las niñas cuando llega la música en vivo y saben que es para ellos, se vuelve un espacio lúdico, divertido, de conexión".

La primera temporada cuenta con cuatro funciones repartidas en tres días: el 4, 10 y 11 de octubre. Las familias participantes fueron seleccionadas en tres bloques: cuatro espacios otorgados mediante una dinámica en las redes sociales de A la Deriva Teatro cuyos resultados fueron anunciados el pasado lunes 28 de septiembre; otros cuatro destinados a familias sin acceso a internet con la intercesión de asociaciones civiles; y las últimas cuatro funciones a través de Cultura Rewards de Cultura UDG.

“Sabemos que la necesidad es mucho más grande, pero creemos en que conforme se vayan presentando las serenatas vamos a encontrar aliados en muchas instituciones, la sociedad civil y las mismas familias para poder seguir visitando más casas” , precisó Romo. 

De momento se tiene confirmado que la quinta edición del FITPA adoptará el espectáculo para brindar funciones a finales de este mes.

​LAT

NOTAS MÁS VISTAS