Entrañable biodiversidad

Estado de México /

La biodiversidad que nos rodea y que muy poco apreciamos, ofrece para nuestra admiración y conocimiento múltiples adaptaciones para sobrevivir y reproducirse las que al descubrirlas y comprenderlas nos maravillan

El zumbido de algunos insectos para atraer a la hembra, los colores de las plumas de las aves macho luciéndose como el pavorreal para que la hembra los considere un buen prospecto, los nidos que construyen algunos peces, el cortejo que diversas especies realizan, son algunas de las múltiples estrategias reproductivas de animales que manifiestan la complejidad de la supervivencia.

Aprender de la mejor maestra que es la naturaleza, requiere el desarrollo de la capacidad de observación y la búsqueda de respuestas a los fenómenos naturales que se presentan, algo que se puede incentivar desde la infancia.

Esta capacidad de observación de la vida y conducta de un organismo, la realizó sobre las abejas el apicultor esloveno Anton Jansa (1734-1773), quien fue además de pintor, profesor de apicultura, escritor de libros sobre abejas y el pionero de la apicultura moderna.

A petición de los apicultores eslovenos la ONU declara el 20 de mayo, fecha de nacimiento de Anton, como el Día Mundial de las abejas, en esta ocasión el lema fue “Compromiso con las abejas de la mano con la juventud” para involucrar a la población joven a las acciones que en lo individual y colectivo pueden contribuir a la existencia de las necesarias polinizadoras que son parte relevante de la biodiversidad.

Coincide posteriormente el día 22 celebrándose el Día mundial de la Biodiversidad con el tema “Se parte del plan”, día establecido en referencia al Convenio sobre la Diversidad Biológica firmado en1992, que reconoce que conservar la biodiversidad es “una preocupación común de la humanidad”. Y que además es un tema complejo que abarca dimensiones biológicas, ecológicas, socioculturales y políticas.

Estas significativas conmemoraciones trascienden el ámbito de los científicos y la academia para incidir en el ánimo de las comunidades, en los individuos, y en los gobiernos para que reconozcan e inviertan tiempo y recursos en mantener la necesaria y espectacular biodiversidad.

Este caluroso e incierto mes de celebraciones invita a trascender la acostumbrada reflexión, por la acción decidida por la biodiversidad y sus servicios ecosistémicos que son la base de la calidad de vida. 


  • Arlette López
  • Facultad de Estudios Superiores Iztacala UNAM
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.