El asalto a la razón

Los derrotistas ya tienen “culpable”

Carlos Marín

Ante lo improbable de que la consulta del domingo interese y anime a poco más de 37 millones de ciudadanos, Morena culpa ya del fracaso a la institución civil del Estado mexicano mejor calificada por la sociedad: el Instituto Nacional Electoral.

En su necio empeño de impulsar una iniciativa de reforma constitucional que lo chatarrice para usarlo como quiera, el partido en el poder desborda su preocupación porque, para que el ejercicio democrático tenga validez legal y pueda ser vinculante, el o no a la pregunta “deliberadamente ambigua” que pergeñó la Suprema Corte y que los devotos de la 4T interpretan como “juicio a los ex presidentes”, debe expresarse cuando menos 40 por ciento del padrón electoral, y el problema es que morenistas y morenianos juntos, en las elecciones del 6 de junio, alcanzaron algo más de 26 millones de votos.

¿De dónde podrá sacar la friolera de 11 millones de simpatizantes más?

Para Morena, pasado mañana le pinta como peor, imposible.

De ahí que su dirigente Mario Delgado acusara de “impresionante sabotaje” al INE por ser, en su opinión, “omiso” en la promoción de la consulta. En conferencia de prensa, afirmó que hay ciudadanos que no logran saber adónde acudir el domingo. Tuiteó dos fotografías de una credencial de elector y la captura de pantalla del resultado de la búsqueda de una casilla, escribiendo “Sección sin resultados, por favor comunícate el 1 de agosto con Inetel para conocer la mesa donde puedes votar”.

Y ¡zas¡: en su cuenta oficial, el INE respondió: “¡Hola! La Mesa Receptora de la sección 2114 del estado de Guanajuato se ubicará en Boulevard las Reynas número 506, fraccionamiento Las Reynas, 36720, Salamanca, Guanajuato. Domicilio particular”.

Ante el rotundo mentís, pero sobre todo por lo difícil de que Morena consiga 11 millones de repentinos interesados en la cantinflesca pregunta (The Economist dixit), Delgado sugirió ayer que, suceda lo que suceda en la jornada, se creará una “comisión de la verdad” para enjuiciar a los ex hasta por “delitos de lesa humanidad”.

En mancuerna, la secretaria general del partido, Citlali Hernández, perfiló en MILENIO la nueva embestida contra el Instituto:

Sin duda, si la consulta no cumple su objetivo en términos de participación para ser vinculante, la principal razón y la culpa será del INE, porque la ciudadanía en su gran mayoría, es la que ha sido quien ha promovido la consulta y el órgano electoral ha puesto trabas con solo la tercera parte de las mesas receptoras, poca difusión y opiniones expresadas públicamente en contra”.

Mentiras contumaces porque: a) el promotor clave de la consulta es el presidente López Obrador; b) lo de “la mayoría” es una patraña porque no ha sido medida y c) “la tercera parte” de las mesas que lamenta garantiza la legitimidad (las habrá en los 300 distritos electorales), pero no podrá ser como en la pasada elección porque la democracia cuesta dinero y no le aprobaron un peso más al INE.

Votación tan idiota como innecesaria: aplíquese la ley. 


Carlos Marín

cmarin@milenio.com


OPINIONES MÁS VISTAS