El ejemplo y el reto de Clara Luz

Duda razonable

Carlos Puig

Carlos Puig
Ciudad de México /

En estos tiempos es demasiado fácil polarizar, decir tonterías o de plano mentir con 140 caracteres, que cualquier cosa que sucede en la arena pública queda tiznada por alguna ocurrencia del momento.

Ayer se anunció que Clara Luz Flores será la nueva titular del Secretariado Nacional de Seguridad Pública, el órgano encargado, entre otras cosas, de la coordinación y distribución de competencias, en materia de seguridad pública, entre la Federación, los estados y municipios. La historia reciente de Clara Luz quedó marcada por haber negado una visita al delincuente sexual y financiero Keith Raniere durante su campaña para gobernar Nuevo León y de eso se llenaron las redes.

Pero creo que ese enorme tropiezo no la define y menos la afecta para su nuevo encargo. Al contrario, la historia pública de la tres veces alcaldesa de Escobedo es una que tiene que ver con la seguridad ciudadana y con el éxito de su modelo. Un dato: según el Inegi, la confianza de la ciudadanía en la policía municipal subió en un año de implementación de 57 a 70 por ciento, el mayor aumento nacional en aquel año. A nivel nacional estaba en 45 por ciento.

Ese modelo implica capacitar, equipar y poner cerca de los ciudadanos a la policía de proximidad, así como hacerlos el primer contacto y permitirles investigar, de la mano de la fiscalía estatal, lo delitos cotidianos o el impulsar la justicia cívica; ese modelo ha sido puesto como ejemplo para el resto de los municipios del país. La reelección de Clara Luz Flores en Escobedo no fue un accidente.

Por desgracia para todos, se cuentan con una, tal vez dos manos, los municipios del país que han apostado por un modelo similar y en todos esos casos han tenido buenos resultados.

Llega ahora al Secretariado con un reto mayor. El esquema de seguridad en este sexenio no ha sido generoso apoyando a los municipios para construir policías eficaces. Apoyo que es absolutamente necesario si se quiere construir un modelo de seguridad perdurable basado en la confianza y la justicia.

Ese será el reto de Clara Luz Flores, si desde su nueva posición puede impulsar un modelo que, al menos en apariencia, camine otros rumbos que el que el Presidente ha establecido con la Guardia Nacional y las fuerzas armadas y la centralización que eso implica.

Y sí, de eso Clara Luz Flores sabe.

@puigcarlos

OPINIONES MÁS VISTAS