La supuesta eficacia del Ejército y las fronteras

Duda razonable

Carlos Puig

Carlos Puig
Ciudad de México /

Ya se ha dicho hasta el cansancio que uno de los problemas, tal vez el mayor, de la decisión de mantener a las fuerzas armadas en labores de seguridad pública es que no tenemos evidencia alguna que eso sea una solución para el problema que supuestamente se quiere atacar.

En estos días tenemos un buen ejemplo, con datos, de cómo para algunas cosas el Ejército y la Guardia Nacional no son tan eficaces como algunos creen.

Presionado por el gobierno de Trump, Andrés Manuel López Obrador decidió mandar al Ejército y la Guardia Nacional a controlar la frontera sur, después a la norte y hacer operativos para controlar el tráfico de migrantes. ¿Cómo va la cosa?

En el año calendario 2019, último antes de la pandemia, se reportaron alrededor de 921 mil “encuentros” entre agentes fronterizos estadunidenses y migrantes en la frontera sur de aquel país. En el año calendario 2021 el número llegó a los 2 millones. En este año 2022, para finales de agosto, ya habían alcanzado un millón 600 mil.

Casi la totalidad de esos “encuentros” son con nacionales de países al sur de México que pasan por el país. Es cierto que ese dramático aumento tiene varios componentes: el fin de la pandemia y sus consecuencias económicas, el deterioro violento y autoritario en varios países en Centroamérica y el cambio de las políticas trumpistas que pudo haber sido interpretado como una invitación a migrar.

En agosto del año pasado, el secretario de la Defensa Nacional dijo de lo que estaban haciendo: “Todas estas actividades tienen diferentes objetivos, el principal, el detener toda la migración, que es uno de los planes que se tienen, cubrir la frontera norte, la frontera sur, con efectivos para poder rescatar a los migrantes”.

Se me ocurre, viendo los números, que esa estrategia de contención encargada al Ejército y la Guardia Nacional no ha sido exactamente un exitazo.

Por cierto, entre octubre de 2018 y agosto de 2020 los mexicanos detenidos en la frontera sur fueron 212 mil 615. Entre octubre de 2021 y agosto de 2022 fueron 744 mil. Dos veces y media más. Todo indica que cada vez más mexicanos quieren ser esos héroes que el Presidente elogia cada mañanera. ¿O será otra cosa?

@puigcarlos

OPINIONES MÁS VISTAS