Pues así es, la grilla es cabrona

Ciudad de México /

Una denuncia es solo una denuncia.

En un país donde el estado de derecho, la presunción de inocencia, la necesaria confidencialidad de las investigaciones fueran un hecho, pues una denuncia solo importaría si después de un proceso se descubre que hay elementos suficientes para iniciar un proceso, dar oportunidad al denunciado de presentar pruebas y argumentar en su defensa, y entonces con imparcialidad se toma una decisión sobre la culpabilidad o no del denunciado.

Hace mucho tiempo que en nuestro país la culpabilidad se asigna en la opinión pública desde la denuncia o el arresto. No es el azar el que hace tan popular entre los mexicanos la inhumana, y en contra de los derechos humanos, prisión preventiva oficiosa que tanto le gusta a este gobierno y a nuestro presidente. Si alguien te acusa, sea una persona o una fiscalía, eres culpable en la mente de muchos, así que te toca castigo. A nadie le importa si después del proceso pues resultó que no, que no eras culpable. Ya te castigaron, algo has de haber hecho. Aquí vivimos. En tiempos electorales esto se vuelve una herramienta.

Frente a la filtración de una denuncia en contra de varios de sus allegados cuando era presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar ha dicho: “Es claro que esto tiene una intencionalidad política que trasciende con mucho a mi persona, es una especie de revancha en contra de la cuarta transformación, claramente es lamentable no solamente que se haya abierto la investigación, sino que de este tipo de investigaciones, que tienen que ser secretas, que requieren reserva, se haya circulado el acuerdo de admisión en todos los medios desde la propia Corte, lo que confirma que lo que están buscando es un efecto político”.

Pues sí, pero así es esto de guerra electoral, de la política en tiempos de elecciones, de la grilla, en donde desde hace algunos meses, por decisión propia, el ex ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación es un actor relevante y muy público.

Ahora comenzará en medios y redes la especulación: que si tal ves sí, que si tal nombre, que si mira ese caso y ese otro, que si quién habrá filtrado. En el camino se arrastrarán reputaciones, carreras y por supuesto al proceso de justicia.

Así es esto de la grilla electoral. No hay lugar para los de piel sensible.

  • Carlos Puig
  • carlos.puig@milenio.com
  • Periodista. Milenio TV, Milenio Diario y digital, de lunes a viernes. Escucho asicomosuena.mx todo el tiempo.
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.