Elecciones de 2024

Ciudad de México /

Comenzamos a tientas 2024, que será un año tenso y peligroso, altamente disruptivo en todo el mundo. A causa de las elecciones.

Más de la mitad de los habitantes del planeta, alrededor de cuatro mil doscientos millones de personas, viven en países que tendrán elecciones en 2024. Es la primera vez que esto sucede. Con base en los patrones de voto más recientes, cerca de dos mil millones de personas, en más de setenta países, acudirán a las urnas. Sin embargo, lo que parece un año triunfante para la democracia, observa The Economist, será lo contrario. Este maratón de elecciones no significa que la democracia haya triunfado en todo el mundo, pues tener elecciones no garantiza, por sí mismo, que sean libres y justas.

Las elecciones de 2024 ocurrirán en ocho de los diez países más poblados que hay: India, Pakistán, Bangladesh, Indonesia, Brasil, México, Rusia y Estados Unidos. Bangladés ya tuvo sus elecciones el domingo pasado, boicoteadas por el principal partido de oposición. Taiwán tendrá las suyas este sábado, pasado mañana: su impacto sobre la relación entre Estados Unidos y China será gigantesco. Indonesia y Pakistán tendrán elecciones en febrero: el cuarto y el quinto país más poblado del mundo, respectivamente. En febrero ocurrirán también las elecciones en El Salvador, donde el principio de no reelección consecutiva ha sido violado por el presidente Nayib Bukele. En marzo habrá elecciones en Irán y en Rusia, países donde los resultados son previsibles, aunque el malestar en ambos es intenso. En mayo, la India celebrará sus elecciones, en las que tiene todas las posibilidades de ganar el partido del primer ministro Narendra Modi. En noviembre ocurrirán las elecciones más importantes de todas, las de Estados Unidos. Serán un referéndum sobre la democracia en el país, tendrán consecuencias enormes sobre los equilibrios geopolíticos del mundo, podrán implicar el fin del apoyo militar y financiero a Ucrania. Estados Unidos decidirá, al final de este año, su futuro, y con él, también, el orden mundial que ha impulsado desde hace ya más de dos tercios de siglo.

En México, la elección de 2024, en junio, será la más grande de la historia: por el número de votantes, por la cantidad de cargos en disputa. Será decisiva también. Está en juego el régimen político de los siguientes años, y quizá décadas, pues un triunfo contundente de Morena podría dar pie a la convocatoria de un Congreso que reescriba las bases constitucionales del país. Integralia Consultores dio a conocer, estos días, el análisis de los riesgos más importantes que enfrentamos en 2024. Destaca dos riesgos, ambos relacionados con las elecciones: uno, que se consolide la captura de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en caso de una victoria electoral de Morena (con un nivel de impacto Muy Alto y una probabilidad de ocurrencia Alta) y, dos, que se aprueben reformas constitucionales que afecten de forma significativa el sistema de pesos y contrapesos en el país, en caso de una mayoría calificada de Morena en el Congreso (con un nivel de impacto Muy Alto y una probabilidad de ocurrencia Alta).

A fines de 2024, nuestro país (como el mundo) será claramente mejor o peor.


  • Carlos Tello Díaz
  • Narrador, ensayista y cronista. Estudió Filosofía y Letras en el Balliol College de la Universidad de Oxford, y Relaciones Internacionales en el Trinity College de la Universidad de Cambridge. Ha sido investigador y profesor en las universidades de Cambridge (1998), Harvard (2000) y La Sorbona. Obtuvo el Egerton Prize 1979 y la Medalla Alonso de León al Mérito Histórico. Premio Mazatlán de Literatura 2016 por Porfirio Díaz, su vida y su tiempo / Escribe todos los miércoles jueves su columna Carta de viaje
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.