Crónicas Chuchianas

Modus operandi

Chucho Meza

“Se está registrando el peor resultado de la economía mexicana en una década (…) Hay un auténtico estancamiento, no se prevé un crecimiento para final de año (…) Las medidas que optó Hacienda para reactivar la economía, no sirvieron para nada”. Pedro Tello Villagrán, consultor en economía.

Los procesos de gestión que vivimos en estos meses han provocado una escasez de buenos resultados que traen a todos con los pelos de punta, y los efectos son como los de la abstinencia. Depende de a quién le consultes, la cosa no está taaan mal, pero eso no significa que todo está bien; hay nerviosismo, incertidumbre, falta de rumbo y unos cuantos etcéteras más.

A ti y a mí, ¿cómo nos afecta esto? Pues si aprendimos rápido a ajustar nuestras decisiones y procesos, hemos librado bien los vientos de cambio y ahí la llevamos. Si más bien hemos estado a la expectativa y dependiendo de las decisiones de otros, seguramente estamos cerca de estar calacas.

Asuntos como la desaceleración, titubeos del peso, retrasos en la ejecución de presupuesto y menor flujo de inversión pública y privada no van a cambiar de la noche a la mañana. Las condiciones requieren de convencimiento y dirección estratégica para asumir los riesgos de estas nuevas formas de hacer negocios. Si lo que el consultor comenta se cumple, el cierre de año no pinta muy feliz que digamos, y más valdría comenzar temprano con el proceso de planeación del próximo ciclo, y jugar con escenarios, muchos escenarios.

Siendo hoy el día que es, bien podríamos haber hecho nuestro altarcito y poner todos aquellos muertitos provocados por los recortes, ajustes y volantazos en la aplicación de recursos, tanto internos como externos.

Y no se ve que se vayan a ajustar las cosas, así que más vale hacernos a la idea. A ponerse las pilas, mis chavos.

OPINIONES MÁS VISTAS