Relatos de lealtad y supervivencia

Ciudad de México /

“La Facultad de Enfermería y Obstetricia de la UNAM inició una colección de narrativa para promover en la comunidad el gusto por la lectura y la escritura”, dice Francisco Valencia, maestro y miembro de la institución: “Es un hecho relevante para nosotros, ya que, hasta ahora, habíamos publicado exclusivamente textos científicos y disciplinares”.

Cuidar la vida. Relatos de lealtad y supervivencia (UNAM /FENO) contiene textos autobiográficos de integrantes de dicha institución y muestra al lector quién es la enfermera o enfermero encargado de cuidar al otro: el enfermo, el que ha perdido y busca recuperar ese preciado bien llamado salud.

Mi madre contaba que quiso ser enfermera pero no hubo recursos. Una de sus hijas abrazó la carrera y con frecuencia, en las sobremesas, platicamos acerca de su trabajo en el sector y no deja de asombrar la calma que siempre mantiene mientras yo me despido y salgo como cuando con espanto y sin volear abandonábamos el Cine Maravillas tras la triple función de películas de terror.

No es fácil cuidar la vida: se requieren mucha firmeza, voluntad y vocación, desprendimiento del yo para ser un nosotros: el enfermo, que busca sanar, y quien lo atiende para que la recuperación se logre y todos estemos felices y contentos.

Los cuidados son primordiales y las personas cercanas al paciente (familiares y amigos) los piden e incluso exigen, aunque no siempre de buena manera. Quien los brinda es el yo capacitado para que, con sus conocimientos, sea el nosotros que logra recuperarnos.

Desde su postración en la cama de hospital, el paciente, el enfermo, ignora todo acerca de quienes cuidan su vida: si tienen familia, casa propia o rentada, una historia personal con problemas domésticos que atender al volver del trabajo…

Cuidar la vida. Relatos de lealtad y supervivencia es un libro que revela, muestra en lo profundo el testimonio de quienes eligieron la enfermería como oficio fincado en la vocación y en el interés por el otro: su semejante. 

Publicar estos testimonios es, además de justo, necesario para que el lector conozca y comprenda más a quienes ejercen la enfermería, noble oficio.

Los textos que integran Cuidar la vida… nos muestran la humanidad del otro, el que atiende las necesidades del paciente, él o ella que cuentan con una vida propia y la viven sin dejar de lado la profesión. 

La autobiografía nos vuelve comprensible su labor. Un ser humano brinda lo mejor de sí al tiempo que resuelve las exigencias de su propia existencia. Justo el valor del libro radica en recordarle a quien lo lea, que quien brinda los cuidados es un ser humano, demasiado humano, atento también a resolver lo que en su propia existencia atañe.

Cuidar la vida… desvela el yo de quienes eligieron la enfermería como oficio fincado en la vocación y en el interés por el otro. Publicar estos testimonios es, además de justo, necesario para que el lector conozca y comprenda más a quienes ejercen la enfermería.

Un ser humano brinda lo mejor de sí, al tiempo que resuelve las exigencias de su vida propia. El valor del libro radica en recordarle a quien lo lea que quien brinda los cuidados es un ser humano, demasiado humano…

  • Emiliano Pérez Cruz

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.