El 'Cuau' y un grito de placer

Ciudad de México /

Repantigado en el mullido sillón del amplísimo estudio Gil hesitaba: ¿de verdad alguien podría considerar a Cuauhtémoc Blanco como un candidato a la jefatura de gobierno de Ciudad de México? Según Gamés, nadie en su sano juicio votaría por un retardado mental (por favor, no vayamos a empezar con lo del agravio y esas cosas), pero con la pena, ya votaron a ese morón para gobernador de Morelos y destruyó el estado. Otra vez, no vayamos a empezar con que Graco Ramírez había hecho un daño terrible antes.

Pues con la novedad de que el gobernador de Morelos va a disputar la candidatura contra Omar García Harfuch y Clara Brugada; ándale, ¿cómo la ven?, Gilga lo leyó en su periódico El País en una nota de Georgina Zerega: Consultado sobre sus posibilidades reales el gobernador dijo: “esto es como el futbol y que gane el mejor”. Mario Delgado ha explicado que el próximo lunes se emitirán las convocatorias para la candidatura a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México y para las ocho gubernaturas a disputarse en los comicios de 2024.

Blanco señaló, ante las preguntas de los reporteros: “¿Qué me voy a achicar? No me achicaba con los alemanes ni con los italianos, menos con los aspirantes”. Escribe Zerega: “Envuelto en acusaciones por sus vínculos con la delincuencia organizada, su máximo defensor ha sido el Presidente, quien ha asegurado en múltiples ocasiones que buscan golpearle por la víspera de la campaña electoral”.

Dios de bondad. Gilga no quiere pasarse de listo, pero el solo pensamiento de que Blanco pueda ser Jefe de Gobierno de la ciudad lo perturba. Ahora mal sin bien: si el electorado quiere votar por este sujeto que cree que el futbol es como la vida política, allá ellos y acá nosotros.

No están invitados

En su conferencia mañanera, Liópez afirmó que no habría invitados representantes del Poder Judicial ni del Poder Legislativo en la ceremonia del Grito de Independencia. Obvio que al Presidente no le hacen falta los poderes de la unión, le importa, eso sí el Ejecutivo.

Liópez declaró: “No tenemos buenas relaciones con el Poder Judicial, es notorio y de dominio público. Se han dedicado a actuar en contra de la transformación y nosotros consideramos que están en contra del pueblo, son representantes de la oligarquía, de una minoría corrupta y rapaz”, Dicho lo cual, le dan al Fisgón el lugar del presidente del Senado, y a Pedro Miguel el sitio de Norma Piña. Muy bien, muy bien.

Los reporteros le preguntaron sobre la presencia de Arturo Zaldívar en la ceremonia del año 2022, cuando este era presidente de la Suprema Corte. Liópez sentenció: “Las cosas han cambiado”.

¿Oyeron bien? Las cosas han cambiado. Efectivamente, antes se invitaba a los representantes de los poderes de la República, por más tirantes que fueran las relaciones con el presidente, pero ahora sólo hay uno; así o más turbio que el agua de un estanque.

Si están de acuerdo conmigo al cien, se les invita a todo, pero si a alguien se le ocurre diferir, directo al infierno.

El Senado

El Senado regaña al Senado. Ana Lilia Rivera, presidenta de la Mesa Directiva del Senado, consideró que Liópez está en su derecho de no invitar a Norma Piña, titular del Poder Judicial. Esto no es una agresión, sino que “fortalece la división de poderes”, afirmó la presidenta. Agregó además que “no por eso la República deja de existir. Entendamos que esto no es en contra de la República, sino en contra de las acciones de un poder que no tiene interés en ésta”.

La presidenta del Senado acusó al Poder Judicial de no contribuir a la transformación que el país necesita y recordó que, desde hace más de ocho meses, está pendiente que la Suprema Corte de Justicia resuelva si es constitucional o no “que los privilegios que hoy mantiene la Suprema Corte permanezcan”.

Todo es muy raro, caracho, Gil pescó estas frases en el X de Cecilia Soto y se le deben al alcalde Jesús Flores de Huatabampo: “¡Viva el erótico pueblo de México, viva Morelos, vivan las comunidades indígenas!”. 

Gil s’en va


  • Gil Gamés
  • gil.games@milenio.com
  • Entre su obra destacan Me perderé contigo, Esta vez para siempre, Llamadas nocturnas, Paraísos duros de roer, Nos acompañan los muertos, El corazón es un gitano y El cerebro de mi hermano. Escribe bajo el pseudónomo de Gil Gamés de lunes a viernes su columna "Uno hasta el fondo" y todos los viernes su columna "Prácticas indecibles"
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.