Alito se comió crudo a Osorio Chong

Ciudad de México /

Ya cuando lo miras de manera deportiva y con cierto ánimo punk, te das cuenta que Edmundo Jacobo es el verdadero y auténtico Alito moreno del INE, y que Alititititito Moreno es el Edmundo Jacobo del PRI. Hermanos gemelos separados al nacer.

Igualmente ambiciosos y acumuladores de símbolos de estatus, ambos comparten esa malsana necesidad de negar sus verdaderos intereses y hacerse los policías chinos; mientras Edmundo Jacobo defiende su mega sueldo como un perro quesque por una causa democrática, Alito Moreno negaba que se quisiera escabechar a Osorio Chong mientras le aplicaba la de El Padrino para acabarlo, apoyado por la demócrata Beatrix Lestrange Paredes. El otrora todo poderoso supersecretario peñista, orillado a salir del retorcido paraíso tricolor por un nada ingenuo charlatán y condenado a vivir como un paria fantasmal.

Y todo para meter en el liderazgo del PRI en el Senado a Manolín Añorve que ha estado al servicio de dos grandes humanistas: don Beltrone y Rubén Figueroa, además de ser compadre del metomentodo de Monreal. O sea, finísima persona, muy al nivel del jefazo de su vidaza, Alitititito Moreno.

Luego de deshacerse de Osorio, el campechano nada campechano se apropiará totalmente del partido tricolor para, ya empoderado e impune, tomar por asalto la alianza partidista del PRIANChu y hacer ahí una extensión de su baño con garage al ritmo de un kilo de mclaren no es mclaren. Por mi madre bohemios, que este muchacho gacho de la película nada chicha se va a comer crudos a toda esa runfla de mansos y mensos fifís a quienes les va arrebatar la candidatura presidencial a osoriochongazo limpio.

En ese mismo tenor está Edmundo Jacobo quien, luego de que el Tribilín Electoral impregnado del espíritu de la señora Piña que sí vende Piñas lo dejara atornillado para siempre en el INE, mandó a mi Tatankita Córdova a rendirle cuentas al ultraderechoso de Almagro, el Máster de los golpes blandos en la OEA, esa cosa tan fea. Lorenzo siguió el camino de priístas y panistas que fueron a bolearle los cacles al anticomunista mayor; Tatanka quiere ser el Luis Almugre a la mexicana. Hizo sus pininos como el Darth Vader de la Estrella de la muerte del INE y ahora buscará de la misma manera apoderarse de la UNAM y pasar a ser el rector más autoritario y conservador que Carpizo y Soberón juntos.

Chong vs. Alito, como charros sindicales vs abogangsters. Al final ganó el costal con más volumen de mañas.

  • Jairo Calixto Albarrán
  • jairo.calixto@milenio.com
  • Periodista producto de un extraño experimento cultural-social-educativo marxista, rockero, populachero, libresco y televisionudo / Escribe de lunes a viernes su columna "Política cero"
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.