Como ewoks defendiendo a Larrea Vader

Ciudad de México /

Gran show del Ballet Folclórico del Sector Opositors saliendo en perfecta línea coreográfica a defender a Germán Larrea (ya hubiera querido el América una coordinación para ganarle a Chivas; y que Sandra Baticuevas no les echara todo su salitre), el multimillonario nada seductor al que no vamos a acusar ni de humanista, ni de facilitador social y muchos menos de ecologista. Algo que se puede acreditar con la explotación bárbara de sus trabajadores, las comunidades afectadas por los derrames de residuos tóxicos en el río Sonora o en el mar de Cortés, y su muy particular manera de depredar de aquí para allá. Qué raro que nuestros ecologistas de ocasión, tan preocupados por el triste destino de iguanodontes, mamuts y diplodocos atropellados por el Tren Maya, no se hayan manifestado en contra del Grupo México, donde los ecocidios se venden por separado.

No es por intrigar, amiguis del periodismo corporativo y financiero, pero defender a Germán Larrea es como si fueran ewoks apoyando a Darth Vader.

Están como los mapaches de Alejandra del Moral que trabajan a marchas forzadas para repartir boings, tortas y licuadoras a cambio votos. Deberían de ir a derechos humanos, los tratan peor que la Gordillo y Madrazo. La candidata priista se educó con la biblia de santón tricolor, Gonzalo N. Santos (“La moral es un árbol que da moras”), pero no hay que exagerar.

Y mientras tanto en la Tremenda Corte, los Piña boys & girls hacen de las suyas para negarle todo a la Cuatroté (al rato los ensotanados declararán inconstitucional ser de Morena, haciendo muecas como el ministro Lainez Potizek), mientras declaran aburridamente que “la ley es la ley” y que no forman parte de la oposición. Claro, son más oposición que toda la oposición, son La Oposición. A la muy empoderada Norma Lucía Piña, se debe sentir como una chica tan superpoderosa, que no tarda en decirle a Azcárraga que está preparada para dirigir al América.

Lo único que opaca a la Tremenda es su relación laboral con la seño Sonia Vargas, conectada directamente con el compa de Calderón, García Luna Productions y su “trama corrupta”.

Con el espíritu del Conde Doku en su laberinto de la Estrella de la Muerte, y haciéndose la “vístima” como la Suprema Corte, Germán Larrea emberrinchado ya no quiere comprar Banamex. Y es que casi quería que le pagaran por quedarse con el banco. El personal bancario respiró con tranquilidad, ya se veían cual mineros de Pasta de conchos.


  • Jairo Calixto Albarrán
  • jairo.calixto@milenio.com
  • Periodista producto de un extraño experimento cultural-social-educativo marxista, rockero, populachero, libresco y televisionudo / Escribe de lunes a viernes su columna "Política cero"
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.