Un reality para anticomunistas primitivos

Ciudad de México /

Mientras Chucho Zambrano, Acosta Guadajo, Navarrete y Jesusito Ortega los echaban del PRD que oficialmente perdió el registro con sus cositas metidas en cajas de huevo El Calvario, pienso en los más conspicuos líderes mediáticos, intelectuales y políticos de los sectores más ultraderechairos de la patria. Esos que siguen atrapados en el mismo loop y con la misma cantaleta: Morena te va a arrebatar tus propiedades, los comunistas se van a comer a los niños, esto va a ser peor que Cuba y Venezuela, van a hacer circuncisiones con la hoja y el martillo, y esa clase de propaganda que sale de las mentes calenturientas de Alazraki & Ferriz y los Paleros de Alazraki. Por supuesto, hay quienes los toman en serio en vez de pitorrearse de ellos y propagan esa clase de pensamientos extraídos de un delirio de Krauze, Sarmiento, Rivapayaso y la dotora Dresser, que traen el macartysmo en un rincón del alma.

Y en coros un poquito desafinados como el de Laura Zapata cantando, anuncian con la cara de Chachita llorando por El Camellito, que la democracia ya se petateó. Si se murió el amor, también se les murieron sus pocas neuronas.

La verdad, a toda esta gente de bien yo la veo tan convencida que se le debería cumplir el deseo, aplicando lo que viene siendo el “Comunismo selectivo”, solo para aquellos que en su delirio creen con fervor en esas nada fabulosas fábulas prianchuchistas. Digo, cumplirles su fantasía a Brozo, Loret, Kinky Téllez, Loaeza, Liosa Limón, Sandra Baticuevas y la Rabadán en una especie de Big Brother llamado #NoMaMarx, un reality donde se aplique la dictadura del proletariado.

Ahora que lo pienso, se me hace mala onda que Chayito Robles, que tanto contribuyó a la debacle del PRD desde los tiempos de sus complós con Carlitos Ahumada, no se haya presentado a las instalaciones del PRD a ayudar a sacar tiliches donde debe estar su credencial del Partido Comunista toda arrugada. Le habría servido como terapia ocupacional a la reina de la Estafa Maestra, sobre todo ahora que todos se están burlando de ella por haber dicho con una de sus sonrisas del Guasón, que Claudia nunca iba tener 30 millones de votos, “Ni que tuviera el carisma de AMLO”. Pobrecita, se burlaron más de ella que de Pedro Ferriz llorando y de todas aquellas almas tiernas que de veras creyeron en las encuestas de Massive Caller.

Ya se sabe, Massive Caller es a la demoscopía lo que Alazraki es a la oposición y la Coca-Cola a la diabetes.


  • Jairo Calixto Albarrán
  • jairo.calixto@milenio.com
  • Periodista producto de un extraño experimento cultural-social-educativo marxista, rockero, populachero, libresco y televisionudo / Escribe de lunes a viernes su columna "Política cero"
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.