Qué esperar de los mercados para el cierre de año

Ciudad de México /

Me quiero referir a las bolsas en Estados Unidos, que son las más importantes del mundo y ejercen gran influencia a escala global. Después de un noviembre exitoso, la perspectiva para el último mes del año sigue positiva, aunque faltan algunos datos importantes que se irán conociendo en los próximos días.

Algo que ayuda a este pensamiento sobre el comportamiento de las bolsas es el hecho de que en el segundo semestre la economía estadunidense está enfriándose un poco, de tal forma que esto nos debe llevar a suponer que la Reserva Federal no subirá la tasa de interés el 13 de diciembre, fecha en que se celebrará la última reunión de política monetaria de esta institución.

Los primeros datos sobre una economía creciendo un poco más lenta los encontramos en el sector laboral, ya que en septiembre la economía de Estados Unidos creó 336 mil empleos, para octubre la nueva generación de plazas fue de tan solo 150 mil y se espera que hoy el número que se nos dé a conocer sea de 180 mil.

Hay algunos indicadores previos que pueden darnos alguna indicación, por ejemplo, el índice Jolts, que salió el lunes, nos dice que las ofertas de trabajo disminuyeron de 9 millones 400 mil a 8 mil 700 mil; después, el miércoles salió la encuesta de ADP, donde vimos que en noviembre la creación de empleos en el sector privado fue de 103 mil cuando se esperaban 130 mil; la de hoy para mí es desconocida, pues este artículo lo escribí un dia antes de la publicación.

Algo que es importante conocer y que tendrá —sin lugar a duda— un efecto relevante en la evolución de los mercados en diciembre, será la inflación de noviembre, donde algunos analistas piensan que se puede reducir del 3.2 reportado el mes pasado al 3.1 esperado; además, en las últimas dos semanas ya no habrá datos económicos importantes y los mercados se moverán con base en las expectativas que se tengan sobre 2024.

Lo que seguramente ayudará en diciembre es que el discurso de los principales funcionarios de la Fed ha cambiado, pues la insistencia de que se requieren nuevos incrementos ya no es tan persistente; sin embargo, hoy se empiezan a oír voces que quieren opinar sobre cuándo deberán comenzar a bajar las tasas de interés; según los futuros de tasas, la primera baja se espera en marzo de 2024 pero, en lo personal, pienso que va a suceder hasta mayo o junio.

Otro elemento a favor de este diciembre es que después de los resultados corporativos tan favorables de las empresas al tercer trimestre del año, muchos analistas piensan que si las utilidades y ventas, que en lo general subieron en 2023 alrededor de 2 por ciento sobre los resultados alcanzados en 2022, la expectativa es que las utilidades de esos mismos corporativos para 2024 alcancen 12 por ciento, lo cual será el primer indicador del rendimiento esperado en los índices bursátiles de Estados Unidos.


  • Manuel Somoza
  • Presidente de CI Estrategias por Somoza Musi. Ejecutivo con más de cuatro décadas de experiencia en el sector financiero. Es economista de la Universidad Anáhuac y tiene una maestría en Finanzas del Tec de Monterrey.
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.