Las leyes

Estado de México /

Si se habla de la ley o de las leyes pueden darse varias posibilidades. Tal vez se hable de determinada ley como una regla fija que siguen necesariamente los fenómenos naturales de cierto tipo, como es el caso al hablar, por ejemplo, de la gravitación universal, de la ley de Ohm, o de otras cosas parecidas.

Podría decirse que, en este caso, se habla de leyes naturales, lo cual es correcto, pero si hablamos de ley natural puede ser que nos refiramos a otro tipo de ley distinta de las leyes que estudian las ciencias naturales.

Ley natural le llamamos también a aquella conocida por la razón y que dicta lo que se debe hacer u omitir desde el punto de vista ético o moral. A diferencia de las leyes físicas, esta ley se caracteriza porque su cumplimiento no es inexorable, sino que depende de la propia determinación de las personas obligadas a cumplirla. Así, esta ley prescribe respetar la propiedad de los demás, por lo mismo prohíbe el robo, pero alguien puede robar si así lo decide, perjudicando a su prójimo y, en última instancia, a sí mismo.

Otro tipo de leyes importantes para la convivencia son las llamadas leyes positivas, que son aquellos mandatos de la razón ordenados al bien común, promulgados por quien está encargado de una comunidad. Las leyes positivas surgen de la necesidad de las sociedades humanas de determinar la convivencia de quienes las forman con el fin de lograr alcanzar las adecuadas condiciones para todos, de modo que puedan desarrollarse adecuadamente como personas y la comunidad alcance su mejor desarrollo.

Las leyes positivas se llaman así no en el sentido de que se opongan a leyes negativas, como si ley positiva significara ley buena, contraria a leyes negativas malas. Se llaman así porque para que existan como leyes tuvieron que ser promulgadas y son vigentes. La ley natural moral, en cambio, no tiene que ser promulgada, en cuanto está inscrita en la misma naturaleza humana (en lo que es el ser humano como ser libre).

En nuestro Estado de México, así como en nuestro país y en muchos otros en el mundo en la actualidad, las leyes positivas las establece el poder Legislativo. Puede comprenderse que la importancia de la ley positiva es muy grande, pues determina los caminos que han de seguir los otros poderes y la sociedad en general. De ahí que los ciudadanos deberíamos poner mucha atención no nada más en las elecciones del poder Ejecutivo, sino también en quienes van a ser elegidos diputados, porque son quienes pueden determinar nuestras leyes.


  • Pedro Miguel Funes Díaz
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.