El premio a la “lealtad” del PGA Tour

  • Jugando bajo par
  • Rafael Quiroz

Ciudad de México /

El PGA Tour ha pasado últimamente más tiempo en la mesa de negociaciones, que en lugar de ver cómo mejoran los ratings de televisión. Ayer se dio a conocer el nuevo programa de “recompensas” que el PGA Tour estaría entregando a algunos de sus jugadores, donde se incluyen a las figuras más importantes (miembros) de la historia del Tour, incluyendo a jugadores que desde hace tiempo no están en activo.

La realidad es que el PGA Tour no dará a conocer públicamente los montos de los beneficios otorgados, pero se habla de que Tiger Woods estaría recibiendo 100 millones de dólares, Rory McIlroy 50 millones y Justin Thomas y Jordan Spieth 30 millones cada uno. Se dice que serían 930 millones los que se repartirían de forma inmediata y en parcialidades, y ya habrían recibido una carta por parte del comisionado Jay Monahan con detalles del premio por su “lealtad” al Tour.

Cabe recordar que a finales de enero de este año el PGA Tour llegó a un acuerdo con la empresa Strategic Sports Group, que estaría lanzando la marca PGA Tour Enterprises (también encabezada por Monahan), y estarían haciendo una inversión para los próximos años de tres billones de dólares, teniendo a su cargo los derechos comerciales y de negocios no solo del mismo Tour, sino también del DP World Tour.

De éstos, se acordó desde un principio que la mitad de esos recursos irían a parar de forma directa a los propios jugadores.

Los premios se dividen en cuatro grupos:

Grupo 1: 750 millones repartidos entre 36 jugadores en base a su desempeño e impacto de los últimos cinco años.

Grupo 2: 75 millones en base a impacto y resultados de los últimos tres años dentro y fuera del Tour, para 64 jugadores.

Grupo 3: 30 millones para 57 profesionales que mantengan un estatus dentro de diferentes categorías en el PGA Tour.

Grupo 4: 75 millones para 36 golfistas que hayan marcado las bases de lo que es el PGA Tour y hayan dejado un legado dentro del deporte (Jack Nicklaus).

Estos premios serían repartidos dentro de los próximos ocho años, la mitad se pagarán dentro de los cuatro primeros años, los siguientes dos otro 25% más y el resto antes del octavo año.

La realidad es que para mí no es más que un programa de lealtad a los jugadores que decidieron permanecer en el PGA Tour y no dejarse llevar por el dinero de LIV.

Todos sabemos del difícil momento por el que pasa el PGA Tour y sus ratings en televisión cada vez van más a la baja.

El beneficio se ve increíble, ojalá y les pueda llegar también a más jugadores de más abajo, que también son parte del espectáculo.


Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.