Moños negros en el PGA Tour

  • Jugando bajo par
  • Rafael Quiroz

Ciudad de México /

Gran conmoción causó el sábado anterior la noticia de la muerte del jugador del PGA Tour, Grayson Murray. Greyson se habría retirado el viernes faltando dos hoyos para terminar su segunda ronda en el Charles Schwab Challenge.

Murray, quien era miembro del PGA Tour desde 2016, tuvo una larga batalla durante varios años por temas de depresión, la cual en los últimos tiempos había controlado y parecía que todo volvía a la normalidad cuando a principios de año ganaba en Hawaii el Sony Open, su segunda victoria en el PGA Tour.

De tan solo 30 años, habría alcanzado su mejor posición dentro del ranking mundial este mismo año cuando en febrero llegó a estar dentro de los 50 mejores del mundo. La semana anterior pasó el corte en el PGA Championship, así también como en el Masters, los dos primeros majors del año y se encontraba en lugar 39 de la FedEx Cup, lo cual le aseguraría el pase a las finales del PGA Tour. Aun así y teniendo probablemente la mejor temporada hasta el momento, al parecer él mismo decidió ya no continuar caminando en los fairways y por la vida.

El PGA Tour lanzó un comunicado por parte del comisionado Jay Monahan dando la noticia a los medios y al público en general, donde expresaban el duro sentimiento por el que pasaba el mundo del golf en general. Muchos jugadores como Scottie Scheffler y Rickie Fowler, Harry Higgs, quien ganó el Knoxville Open del Korn Ferry Tour dedicó su discurso de victoria a su amigo. El mexicano Roberto Bobby Díaz también se expresó sobre la muerte de su compañero en el Korn Ferry Tour.

Los jugadores portaron moños negros en honor a su compañero durante el fin de semana. El ganador fue Davies Riley, quien también dedicó su discurso para su amigo y a su hermana, quien está librando una batalla causada por un tumor.

La depresión es una enfermedad silenciosa y mortal, solo nos queda recordarlo como un campeón del PGA Tour y que nos sirva para estar alertas de este terrible mal.

Se juega el US Women’s Open

Esta semana se juega el segundo de los cinco majors del año de la LPGA. El US Women’s Open es el evento más longevo del circuito, el cual se jugó por primera vez en 1946. En esta ocasión se juega en el Lancaster Country Club en Pensilvania, con una bolsa récord a repartir de 12 millones de dólares.

La campeona defensora es la norteamericana Allisen Corpuz, y la buena noticia es que tendremos a Gaby López, tres veces ganadora en la LPGA, y a la novata Isabella Fierro, quien llegó por medio de la clasificación del torneo. Gaby no ha tenido muy buena temporada, pero sé que ahora estará acompañada de su coach Horacio Morales, lo cual le inyectará un extra de confianza.

¡Mucha suerte para las nuestras!


Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.