Uno más o uno menos para Rory

  • Jugando bajo par
  • Rafael Quiroz

Ciudad de México /

Si hoy Rory McIlroy se retirara en forma definitiva del golf, sin lugar a duda sería uno de los mejores y más queridos golfistas de todos los tiempos.

Rory nació en Holywood, Irlanda del Norte en 1989 y desde muy temprana edad destacó en el golf, donde acompañaba a jugar a su padre en el campo local y siempre terminaba sus jornadas de práctica ya muy entrada la noche y tenían que regresar por él.

Fue un destacado jugador infantil, participando en varios programas de televisión donde emulaba lo que había hecho Tiger Woods cuando aún era un niño. Después fue un gran jugador amateur y algo que muy pocos saben es que firmó una carta de intención la para la Universidad de Tennessee, pero prefirió seguir con su carrera de amateur en Europa, donde se convirtió en profesional en el 2007.

De ahí ya casi todo es historia, en la semana se llevó el título del Zurich Classic en compañía de su gran amigo Shane Lowry en desempate contra Chad Ramey y Martin Trainer. Con esto llegó a 25 triunfos en su carrera, incluidos cuatro majors: dos PGA Championships, un US Open y un British Open.

Lo más duro es que hace diez años que no gana un major y el Masters de Augusta se le sigue negando para poder completar el Grand Slam del golf. Ha sido el número uno del mundo en varias ocasiones y lo ha prolongado por más de 100 semanas. Hoy es el número dos del ranking mundial sin estar jugando a su mejor nivel y la realidad es que ahora se encuentra muy lejos del mejor del mundo, Scottie Scheffler.

En el 2022 se convirtió en el primer profesional no americano en formar parte de la mesa directiva de jugadores del PGA Tour e inmediatamente se constituyó en el defensor número del Tour en cuanto se formó la Liga Saudí, LIV Golf, y se convirtió en el estandarte. Para mí, la realidad es que lo convirtieron en carne de cañón, cuando muchas veces el PGA Tour se desdijo de muchas situaciones.

Rory ha vivido una vida privada muy estable y lo único fuerte que se le conoce fuera de las canchas fue su relación con la tenista profesional Caroline Wozniacki con quien se comprometió en matrimonio en 2013, pero en 2014 cancelaron la boda. Hoy está casado con su esposa Erica y recibió a su primer hija, Poppy, en el 2020.

Hoy en día Rory tiene 34 años, sigue siendo muy joven y aun así es uno de los más veteranos del Tour y creo que, aunque ahora su cargo directivo en el Tour es mucho menor en cuanto a responsabilidades, él sabe que todavía le falta mucho camino por recorrer y no obstante que hace unas semanas se manejó que LIV Golf le habría ofrecido 800 millones de dólares y alguna participación en el negocio, la realidad es que sigue firme como miembro del PGA Tour.

Rory es de mis favoritos y estoy seguro que aún le queda un buen camino por recorrer, ojalá y los monstruos de Augusta desaparezcan y le permitan llegar a más.


Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.