Cuando el dinero no alcanza

Vivir como reina y gastar como plebeya

Regina Reyes-Heroles C.

Regina Reyes-Heroles C.
/

Cada mes estiramos el dinero, si no rinde pedimos prestado o usamos alguna aplicación para trabajar el fin de semana.

El salario apenas alcanza para cubrir los gastos básicos de 43% de los encuestados por Up Sí Vale. Otro 20 por ciento, no logra cubrirlos.

“Tristemente, el poder adquisitivo ha caído”, me dijo Miguel Gallo, director de estrategia de Up Sí Vale, empresa de vales y prestaciones.

La inflación llegó a 8.76% en la primera quincena de septiembre. Además, venimos de dos años de pérdida de ingreso y empleo, y hay que sumar que seguimos adoloridos por el gasto de antes de la pandemia.

“Cuando no ves venir una crisis, estás más dispuesto a endeudarte, gastar en bienes duraderos o invertir en vivienda. Llegó la crisis económica y estaba ese endeudamiento”, añadió Miguel.

La solución para 30% de los encuestados ha sido pedir dinero prestado a familiares, amigos, prestamistas formales e informales o buscar un segundo trabajo.

Una opción para el segundo empleo suelen ser las plataformas de reparto. En 2021 se registraron más de 37 mil repartidores adicionales atribuibles a estas plataformas, según Las plataformas de entrega a domicilio en la economía mexicana del CIDE y la Asociación Mexicana de Internet MX.

Hay un lado positivo, dijo Miguel: 6 de cada 10 trabajadores formales encuestados dicen que tienen control de sus gastos e ingresos, y 30% puede ahorrar algo cada mes. Estas son dos señales de salud financiera y para quienes no lo han hecho un hábito, se convierten en objetivos para conseguir bienestar.

Mi preocupación: viene una temporada en la que el gasto incrementa, siempre en el último trimestre del año hay más “compromisos” (uso comillas porque más allá de compromisos, no sabemos cerrar la cartera). No estamos listos para salir a gastar como si el dinero alcanzara.

Si queremos consumir, lo que ayudaría a la recuperación, urge hablar de dinero y conocer cómo estamos en lo financiero hoy. Con esa información podemos planear cómo lograr lo que queremos y necesitamos. 

Miguel compartió tres preguntas para iniciar: ¿qué tanto control tenemos de nuestras finanzas?, ¿sabemos cuánto ganamos y cuánto gastamos?, ¿qué tan dispuestos estamos a ahorrar ahora para gastar luego?

Si queremos iniciar 2023 con el pie derecho en nuestras finanzas, el trabajo duro de orden debe iniciar cuanto antes; cada uno sabemos qué necesitamos, la cosa es ocuparnos.

Regina Reyes-Heroles C.

@vivircomoreina


OPINIONES MÁS VISTAS