Hay 850 mil esclavos modernos en México

Ciudad de México /

En el mundo hay 50 millones de personas que viven en esclavitud moderna, 10 millones más que hace cinco años.

En América Latina viven 5.1 millones, y en México hay 850 mil personas en esclavitud moderna.

Son aterradores los datos del Índice Global de Esclavitud Moderna, de Walk Free, publicado este miércoles 24 de mayo. Estremecen las injusticias que no hemos podido o querido detener, porque “la explotación es por diseño, no por defecto”, dice Walk Free. Cada estadística refleja la realidad de decenas de millones de personas y se espera “sirvan los datos como alarma de despertador que nos saque de la inacción”.

Para la ONG que lleva una década publicando el índice, la esclavitud moderna es la explotación de la cual no pueden escapar las personales pues viene acompañada de amenazas, violencia, coacción, engaño o abuso de poder. Implica trata de personas, trabajo forzado, matrimonio forzado, las peores formas de trabajo infantil, esclavitud o prácticas semejantes, y trabajo sin ingreso por deudas.

De los 50 millones, 28 millones realizan trabajo forzado, 22 millones viven en un matrimonio forzado y 12 millones son niños. En América Latina lo que más se padece es el trabajo y matrimonio forzado.

Sobre este último, Walk Free documenta el caso de Guerrero, donde comprar una niña como novia cuesta entre dos mil y hasta 18 mil dólares. Después del pago llega el abuso sexual, el trabajo forzado y el interminable ciclo de pobreza.

Detrás de la esclavitud moderna hay varias causas: la desigualdad, el incremento de la pobreza, la inestabilidad política, la discriminación contra migrantes o minorías y el conflicto. También es resultado de nuestro consumo. En 2021, los países del G20 compraron 468 mil millones de dólares (mdd) de bienes en riesgo, según el Índice. Nuestro país es responsable de 9 mil 200 mdd repartidos entre electrónicos, prendas de vestir, paneles solares, textiles y madera que provienen en su mayoría de China.

El crimen lo cometemos todos, la “esclavitud moderna permea cada aspecto de nuestra sociedad”, afirma Walk Free. Las empresas, las instituciones y los gobiernos deben tomar acción y Walk Free tiene el camino ya definido. Además, como individuos partícipes de esa cadena requerimos analizar ¿de dónde viene lo que tenemos y adquirimos?, y, ¿nos permitiremos seguir siendo parte de la esclavitud moderna de 50 millones de personas?.


Más opiniones
MÁS DEL AUTOR