La casa, la ciudad y el desarrollo

Vivir como reina y gastar como plebeya

Regina Reyes-Heroles C.

Regina Reyes-Heroles C.
/

Una de cada cinco viviendas en México carece de acceso a algún servicio básico, ya sea agua potable, drenaje sanitario o energía, es decir, no es una vivienda adecuada. Además, existe un rezago de ocho millones de viviendas. Atender el tema de los ladrillos es urgente.

“La vivienda social es una necesidad y un derecho”, dijo Carlos Martínez Velázquez, director general del Infonavit en el MILENIO Foro Aproximaciones y retos para la vivienda social en México. Este derecho implica un derecho a la ciudad, explicó en el evento David Smith, fundador y CEO de Affordable Housing Institute.

“Las ciudades son lugares de oportunidad, por eso la gente se muda a ellas”, me dijo en entrevista, “se busca una mejor educación, ingresos, calidad de vida…”, añadió David. Las ciudades deben ser espacios incluyentes y accesibles para todos.

En México, como en muchos países, las ciudades tienden a ser espacios habitados por los más privilegiados, quienes tienen acceso a una clínica de salud cercana, a una escuela, a un parque. Lejos de ellas viven los más pobres y el resultado son “congestionamientos, contaminación y barrios de pobreza”, me dijo David

La ciudad que queremos habitar es un “centro de vida en el mundo que se distingue porque en ella interactúan personas con creencias distintas, orígenes diversos e historias de vida únicas”, dijo Carlos, y añadió que “las metrópolis mejor diseñadas permiten la interacción y florece en ellas la innovación y el desarrollo”.

Si queremos esas ciudades, y que además sean sostenibles, justas y políticamente estables, México necesita densificar y desarrollar vivienda asequible dentro de la ciudad, porque “a menos que desarrolles conscientemente viviendas asequibles en tu plan de ciudad y se proporcionen recursos, las viviendas asequibles se van a la periferia”, me dijo David.

También, México necesita “flexibilizar la regulación en materia hipotecaria y solicitar menores reservas de capital que permitan a las instituciones tomar más riesgo y ampliar la base de financiamiento; desde el lado de la seguridad social, se necesita cubrir a más personas”, dijo Carlos.

David Smith y Carlos Martínez saben qué ciudades y espacios necesitamos habitar para elevar el desarrollo económico. Ojalá los escuchemos para que pronto todos los mexicanos tengamos acceso a las oportunidades que una ciudad y un hogar ofrecen.

Regina Reyes-Heroles C.

@vivircomoreina

OPINIONES MÁS VISTAS