Volver a Filadelfia para criminalizar el aborto

Política zoom

Ricardo Raphael

Ricardo Raphael
/

La Constitución de Estados Unidos, aprobada hace doscientos treinta y tres años, no previó que dos personas del mismo sexo se atreverían a defender su derecho a contraer matrimonio.

Los llamados “padres fundadores” tampoco imaginaron la aparición del levonorgestrel o del acetato de ulipristal que darían origen a lo que hoy se conoce como la píldora del día siguiente, la cual provoca la terminación inmediata de un embarazo no deseado.

Para aquella generación habría sido igual de inconcebible que un médico alemán utilizara unas tiras pequeñas de seda y bronce para impedir que los óvulos fecundados se implantasen en la matriz. El dispositivo intrauterino (DIU) apareció ciento veinte años después de la Constitución de Filadelfia.

Pero el desconocimiento involuntario sobre el futuro no fue obstáculo para mantener actualizado el pacto fundacional a favor de los derechos de las generaciones posteriores.

Esa Constitución, como cualquier otra, mereció interpretarse como un gran trazo que, con el tiempo, fue desarrollándose gracias a la Corte Suprema y su relectura sobre temas tan controversiales en su día como, por ejemplo, el matrimonio interracial.

Aun si ciertas libertades no hubiesen sido concebidas explícitamente durante la convención de Filadelfia, debía considerárseles como la consecuencia lógica de los principios y valores originarios.

Este fue el argumento de la resolución Roe vs. Wade aprobada por la Corte Suprema en 1973 a propósito de la descriminalización del aborto. La libertad de la persona, que sí fue contemplada en Filadelfia, entrañaría el derecho de cada mujer a decidir sobre su cuerpo.

Este es el razonamiento que está a punto de ser destronado por la actual Corte estadunidense, integrada mayoritariamente por ministros conservadores. Según Samuel Alito, quien pretende destronar Roe vs. Wade, dice que la Constitución de Filadelfia no fue explícita respecto al derecho de las mujeres a abortar y por tanto esta práctica debe considerarse como un acto delictivo.

Zoom: Creer que aquellos derechos promulgados después de Filadelfia deben ser eliminados es tan aberrante como pretender habitar de nuevo en 1789.

Ricardo Raphael

@ricardomraphael

OPINIONES MÁS VISTAS