Halley NO se quejó de México

Ciudad de México /

Primero apareció a modo de trascendido, información sin fuente, en los espacios digitales de un periódico mexicano. “Halle Bailey se queja por comentario racista”, terminando el párrafo con: “Los representantes de Disney en México casi se infartan”. Falso. Así no transcurrieron las cosas. 

Si bien dan MUCHAS ganas de sentar a Patricio Borguetti, de Venga la alegría, y explicarle porqué  invisibilizar el color de la piel de alguien NUNCA es un halago, lo que pasó después no fue como se ha contado, recontado y distorsionado a partir de esa nota. Para empezar ella no llegó a Estados Unidos a quejarse con “los altos mandos” y mucho menos, como derivó la nota al ser retomada por tantos y tan mal, “se quejó de que la hubieran traído a México”.

Esto lo sé de quienes no se han separado de ella (de México voló directo a Londres, no a Estados Unidos, por cierto), y lo destaco porque he leído con horror cómo, con el pretexto de una nota chismosa, tantos se dejaron ir con las especulaciones y con el pretexto del periódico, cada vez con más mentiras. Quien lea esas notas pensaría que ella desdeñó a toda la prensa mexicana, a todo el país, cuando les aseguro, después de pasar un buen rato con ella al día siguiente, no pudo estar más lejos de la verdad. 

Vergonzoso lo de Venga la alegría, sin duda. Pero qué bajo resulta que por notas que lo retoman sin verdad, que SÍ son alimentadas por el morbo y los prejuicios, nos califiquen a los que nos dedicamos y especializamos en el PERIODISMO cinematográfico. Y como esto, TODA la información, no solo la de espectáculos. Esto es de una podredumbre total. No mientan por unos clicks.


  • Susana Moscatel
  • 25 años de periodista y conductora de entretenimiento. Ha publicado tres libros, traducido 18 obras y transmitido el Oscar y el Tony, entre muchos otros. Escribe de lunes a viernes su columna Estado fallido.
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.