Su derecho, tu obligación

Ciudad de México /

A usted, lector, lectora o a alguien que conozca ¿le ha llegado esta carta?

A partir del 16 de mayo de 2023 es una obligación registrar a las personas trabajadoras del hogar al Instituto Mexicano del Seguro Social.

La persona trabajadora del hogar es aquella que presta un servicio de manera remunerada, realizando actividades de cuidados, aseo, asistencia o cualquier otra inherente al hogar y que no aporte para la persona empleadora beneficio económico directo.

Para efectos de cumplir con la obligación de registro de la persona trabajadora del hogar ante el Instituto, el IMSS diseñó un proceso específico para que todas las personas empleadoras puedan realizar el trámite desde la comodidad de su casa.

El sistema de registro considera las distintas características de las personas trabajadoras del hogar, es decir, si laboran tiempo completo, pernoctan o son de entrada por salida, por lo que la cuota a pagar será proporcional al salario y a los días que laboran.

Es importante tener en cuenta que, al ser una obligación legal, su omisión podría implicar sanciones.

Se trata de un mensaje enviado por el IMSS a 9 millones de personas que, por su rango de ingresos, se presume que pudieran tener contratadas a personas trabajadoras del hogar.

Esta estrategia se suma a otras más que llevamos a cabo desde 2019, cuando el Seguro Social implementó un nuevo esquema de incorporación para que las personas trabajadoras del hogar puedan contar con los 5 seguros del Instituto: Enfermedades y Maternidad; Riesgos de Trabajo; Invalidez y Vida; Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez; Guarderías y Prestaciones Sociales.

Para lograr el aseguramiento voluntario antes de que fuera ley, se crearon campañas de difusión en radio, prensa escrita, redes sociales y hasta spots de televisión, uno de ellos producido por el ganador del Oscar, Alejandro González Iñárritu.

Hoy se ha mejorado este modelo y en la plataforma http://www.imss.gob.mx/personas-trabajadoras-hogar se puede encontrar información precisa, tutoriales, calculadoras de costo de cuotas, reportes personalizados de semanas cotizadas y hacer el trámite de afiliación que puede ser por día, mes, bimestre, semestre o año.

El trámite se puede hacer en 10 minutos, sólo se necesita tener los datos personales: CURP, Número de Seguridad Social, domicilio y correo electrónico tanto del empleador como de la persona trabajadora del hogar.

Al finalizar el registro se genera el formato de incorporación, así como las líneas de captura para realizar los pagos ante el IMSS y, a partir del primero de enero de este año, también se pueden realizar las aportaciones para cotizar al Infonavit. El pago se puede hacer en línea, a través de transferencia bancaria o directamente en ventanilla bancaria.

Algo muy importante es que para todas aquellas personas que cubran al menos la cuota correspondiente a un salario mínimo, se le otorga la protección por todo el mes sin importar los días laborados.

Actualmente este esquema de aseguramiento suma a la seguridad social a cerca de 250 mil personas, entre trabajadores y sus familiares beneficiarios. De esto destacan dos cosas: lo primero es que este es un mecanismo que permite recuperar los periodos de cotización que habían acumulado previamente, lo que abre la puerta a contar con una pensión; al día de hoy son más de 22 mil pensionados con este mecanismo. Lo segundo es que la brecha de asegurados aún es muy grande.

Afiliar a un o una trabajadora del hogar ante el Seguro Social es muy fácil, si tienes dudas y requieres orientación llama al 800 623 2323, opción 0.

No es un favor, es su derecho y es tu obligación. 


  • Zoé Robledo
  • Director general del IMSS, escribe todos los martes su columna "¿Qué hicimos?" en Milenio diario
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.