¿Qué hicimos?

Contra el error humano

Zoé Robledo

Se cuenta que el 6 de junio de 1944, el desembarque de las tropas aliadas en Normandía coincidió con el cumpleaños de la esposa del oficial nazi Erwin Rommel, responsable de defender las costas de Francia. Ese día Rommel optó por dejar el puesto e ir a celebrar con su esposa, cuando regresó el fin de la guerra a favor de los aliados era inevitable.

Es el error humano en la toma de decisiones. Errores fatales cuando se trata de la guerra o la salud. Al respecto, Hipócrates sentenció: Primum non nocere (lo primero es no hacer daño) para referirse a aquellos errores médicos que podrían tener consecuencias irreversibles. Actos que en medicina se les denomina Eventos Centinelas y que cobraron mayor relevancia a partir del 2000 con la publicación del informe Errar es humano, del Instituto de Medicina de Estados Unidos, en el que se afirma que 98 mil personas mueren al año en los hospitales de ese país como consecuencia de errores humanos y 7 mil como resultado de una mala administración de medicamentos.

Para evitar la prueba y error en la atención médica, a partir de 2016 el Instituto Mexicano del Seguro Social ha impulsado el aprendizaje basado en la simulación para la enseñanza y la capacitación de sus procesos clínicos y quirúrgicos prioritarios. ¿Pero qué es la simulación? Es situar a los alumnos en escenarios que imiten aspectos de la realidad clínica o quirúrgica en ambientes seguros, alejados de posibles errores, para así desarrollar mejores competencias técnicas. En este proceso son guiados por expertos y de una manera interactiva aprenden y generan habilidades.

Fue en 2018 cuando se puso en operación el Centro de Simulación en la Región Centro Sur, en la Ciudad de México, pero la demanda y necesidad es mayor. Por eso aun con la exigencia de atender la pandemia, y a unos cuantos días de la llegada de la segunda ola de contagios, el 13 de noviembre del 2020 inauguramos el Centro de Simulación en la Región Sureste en Mérida y el pasado 12 de febrero el de la Región Noroccidente en Guadalajara. A estos se sumará el de la Región Noreste en Monterrey.

Gracias a este esfuerzo en 2020 se capacitó a 10 mil 870 alumnos de medicina, enfermería, residencias médicas, carreras técnicas afines a la salud y personal operativo de las unidades médicas en los tres niveles de atención: 5 mil 159 de manera presencial y 5 mil 711 por tele-simulación en Ciudad de México y Mérida. Y en lo que va de 2021 ya son 10 mil 232 personas capacitadas y un total de mil 12 cursos impartidos de la oferta de 96 que tenemos.

Para la atención de la pandemia esto fue fundamental, pues en estos centros también se capacita y entrena para el manejo de la vía aérea avanzada con medidas de protección personal en la atención covid-19, cuidado al paciente en estado crítico, EPP, manejo de cadáveres o intubación endotraqueal.

La oferta académica sigue creciendo de acuerdo con las necesidades de atención médica y la búsqueda de mejora continua. Nuestra voluntad es seguir trabajando para hacer del IMSS un instituto más seguro, más social, más solidario y más humano, pero sin el error humano.

Mientras escribo: Hay una profesión que reúne lo mejor de la ciencia, pero también lo mejor del humanismo: la medicina. Por eso, en su día, nuestro reconocimiento, admiración y respeto a las y los 81 mil 670 médicos y médicas que hacen posible que el IMSS vuele alto.

Zoé Robledo

@zoerobledo


OPINIONES MÁS VISTAS