¡A ciegas! No hay cámaras de vigilancia en donde privaron de su libertad a familias en Culiacán

Entre la madrugada del 31 de diciembre de 2023 y el 2 de enero de 2024, un total de 114 cámaras de seguridad fueron atacadas a balazos en Culiacán

Las cámaras de vigilancia fueron destruidas a balazos | Óscar Ávila
Manuel Aceves
Sinaloa /

El viernes 22 de marzo, un grupo armado llegó a la comunidad de La Noria, en Imala, al norte de Culiacán, donde privaron de la libertad a 15 personas. En este punto, la única vía de acceso al casco urbano de la ciudad es la carretera Culiacán-Imala.

Desde La Noria hasta el acceso a esta carretera hay aproximadamente 11.8 kilómetros. Precisamente en este punto, en el límite con el bulevar Diego Valadez o Malecón Nuevo, se encuentra la única cámara de videovigilancia, en todo ese perímetro, la cual no sirve.

Este dispositivo es uno de los muchos equipos de videovigilancia que han sido atacados a balazos en una serie continua de eventos.

En el límite con el bulevar Diego Valadez está la única cámara de seguridad del estado (Jesús Verdugo).

¿Qué dijo el gobernador de Culiacán?

Entre la madrugada del 31 de diciembre de 2023 y el 2 de enero de 2024, un total de 114 cámaras de seguridad fueron atacadas a balazos en Culiacán. En aquellos días el gobernador del estado, Rubén Rocha Moya, expresó que fue un ataque simultáneo por parte de la delincuencia organizada, quienes posiblemente no quieren dejar rastro de sus operaciones.

“Estos señores tienen gente en todas partes”, dijo el gobernador refiriéndose a los miembros de la delincuencia organizada.

El 7 de marzo, el secretario de Seguridad, Gerardo Mérida Sánchez, anunció que los equipos dañados habían sido reemplazados y se habían agregado cámaras en áreas previamente afectadas.

En total, se instalaron 141 cámaras nuevas; sin embargo, ninguna de estas cubría el sector por el cual los plagiarios pudieron haber transitado el viernes 22 de marzo. 

Por otra parte, el secretario de Seguridad Pública  del estado admitió la falta de evidencia visual, lo que dificulta las investigaciones, ya que ninguna de las víctimas liberadas ha accedido a declarar y tampoco pueden ser obligadas a hacerlo.

El crimen organizado acabó con 114 cámaras de vigilancia en Culiacán ente diciembre y enero(Jesús Verdugo).

Privan de su libertad a personas en Culiacán

Según información de seguridad pública, uno de los llamados de auxilio recibidos a través de la línea de emergencia 911 indicó que siete personas fueron privadas de la libertad en el fraccionamiento Los Ángeles, el cual también carece de cámaras de vigilancia, al igual que otros puntos de la capital sinaloense.

Desde este lugar, el único punto que cuenta con una cámara de seguridad que funciona es el Malecón Nuevo, en las inmediaciones del puente que conduce hacia la Isla Musala, es decir, una laguna de dos kilómetros.

El cuadrante en el que circulan diariamente cerca de 50 mil vehículos no tiene cobertura, siendo un punto ciego.

En la colonia Industrial Palmito, una de las más antiguas de Culiacán, la situación es similar. Ante ello, los residentes expresan sentir inquietud.

  • Carmen Rubio, habitante de Culiacán, mencionó al respecto: "tengo muchos nervios, he estado muy tensa de que, pues, parte de nosotros tenemos miedo de salir a la calle."
  • María López, otra habitante de Culiacán, comentó: "está muy mal lo que está pasando, hay muchas vagancias, muchas balaceras, mucho todo lo que está pasando en este Culiacán."

Las autoridades del estado habían asegurado que las cámaras estaban remplazadas (Jesús Verdugo).

¿Por qué son tan importantes las cámaras en Sinaloa?

En 2023, uno de los logros informados por el secretario de Seguridad Pública fue la aportación de pruebas a través de las cámaras de videovigilancia para abrir 211 carpetas de investigación, además de haber captado al menos 3 mil 566 incidentes.

En esta ocasión se desconoce el total, pero no han podido ser de utilidad para devolver a sus hogares a las ocho personas que aún siguen desaparecidas.

No es la primera vez que las cámaras no funcionan en un hecho de alto impacto. El 8 de enero, una familia fue atacada a balazos en el sector Valle Alto y en aquella ocasión tampoco hubo registro a pesar de las cámaras instaladas en el lugar.

La única cámara de seguridad que sirve no logró captar a los criminales el día en que privaron de su libertad a las familias de Culiacán(Jesús Verdugo).

De acuerdo con Gerardo Mérida Sánchez, las cámaras de videovigilancia no lograron captar a los agresores; además, no había presencia policial en la caseta del sector en ese preciso momento.

RM

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.