Así restauraron el Ángel de la Independencia tras su caída en el sismo del 57

Fototeca MILENIO: Memoria de México

Tras el terremoto del 28 de julio, El Ángel cayó y quedó completamente destrozado, pero su restauración consistió en reforzar el interior con placas de metal.

Ángel de la Independencia en la Ciudad de México. (Omar Franco)

Milenio Digital

Tras el terremoto que sacudió la Ciudad de México el 28 de julio de 1957, el Ángel de la Independencia cayó y quedó completamente destrozado. Sin embargo, se inició su restauración, que consistió en reforzar el interior de la columna con placas de metal y se reemplazó la escalera de piedra interna por una metálica.

Además, se construyó una nueva Victoria Alada que fue colocada en la cima de la estructura. Luego de más de un año de obras, la reinauguración se llevó a cabo el 16 de septiembre de 1958.

Uno de los restauradores fue Moisés Navarro, bajo el mando de Ramón Bonfil, quien se dedicaba a inspeccionar los trabajos de reconstrucción y que unió una por una las piezas de este monumento.

El proyecto de construcción de la Columna de la Independencia de México, su nombre oficial, estuvo a cargo del arquitecto Antonio Rivas Mercado, no obstante, el escultor italiano Enrique Alciati fue el responsable de las esculturas y los bajorrelieves, mientras que el ingeniero Roberto Gayol de la obra civil. 

Se ubica en Reforma, una avenida que originalmente se llamó Paseo de la Emperatriz o Paseo del Emperador, pues su trazo fue encargado por Maximiliano I, durante el segundo imperio. 

[Foto: Omar Franco]

[Foto: Omar Franco]

La primera piedra de esta escultura se colocó el 2 de enero de 1902, y al interior se depositó un cofre dorado con el acta de independencia y monedas de cuño corriente de la época. 

Por su belleza, el Ángel de la Independencia es sede para festejos patrios, triunfos deportivos o como escenario para fotografías a propósito de celebraciones familiares como bodas o XV años. 

[Foto: Omar Franco]


icc

NOTAS MÁS VISTAS