Campus Udlap, cerrado por pandemia: patronato nombrado por JCIAP

El patronato destacó que las actividades académicas y laborales de la Udlap se han mantenido en todo momento.

Udlap. (Melanie Torres)

Jaime Zambrano

El nuevo Patronato de la Fundación de la Universidad de las Américas Puebla (Udlap), nombrado por la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada del Estado de Puebla (JCIAP), órgano desconcentrado del gobierno estatal, aseguró que el campus de San Andrés Cholula está cerrado para evitar poner en riesgo a la comunidad universitaria ante la situación que impera en la entidad y en la región por la pandemia de la covid-19.

Ante la postura de trabajadores administrativos y académicos que piden se liberen las instalaciones de la Udlap y se regrese las instalaciones al rectorado que encabeza el rector, Luis Ernesto Derbez Bautista, quien fue ratificado por el patronato que encabeza Margarita Jenkins de Lanza, el nuevo patronato destacó que su constitución es legal y apegada al estado de derecho.

“Las instalaciones de la UDLAP se encuentran cerradas debido a la pandemia, con la finalidad de proteger en la mayor medida posible, la salud del personal administrativo, sindicalizado, académico y estudiantado frente al COVID-19. Lo anterior se ha decidido, en concordancia con los lineamientos de las autoridades de Salud y Educación del estado de Puebla y para la protección de la comunidad universitaria. Es falso que las instalaciones se encuentran tomadas y que exista presencia de fuerza policiaca armada en el campus”, destacó el nuevo patronato de la Udlap.

A través de un comunicado, el patronato avalado por la JCIAP del gobierno estatal destacó que las actividades académicas y laborales de la Udlap se han mantenido en todo momento y se destaca que continúan los procesos de inscripciones.

“Recientemente terminaron las actividades de verano, hoy se realizan las inscripciones con miras a regresar a clases en línea el próximo 9 de agosto. Aun cuando prevalece un litigio en tribunales, en todo momento se han cubierto los pagos del personal que labora en la universidad. De la misma forma se realizan actividades para el cuidado de todas las instalaciones”, agrega el documento firmado por el nuevo patronato de la Fundación Udlap.

De la misma forma, el nuevo patronato llamó a la comunidad universitaria a que continúe con sus actividades y destacó que la situación actual en que se encuentra la universidad se dirime en los tribunales correspondientes.

“Reiteramos nuestro llamado para que la vida universitaria no se vea afectada por el conflicto que hoy se dirime en tribunales. Que cada quien haga lo que le corresponde para que no exista información distorsionada, pues ésta sólo genera confusión y afecta el prestigio de la UDLAP. Es indispensable que cada parte asuma su responsabilidad y entienda que el interés superior de la institución siempre debe estar por encima de los intereses personales. Por esta razón enfatizamos nuestro llamado a evitar información sesgada. Nuestro compromiso es garantizar que la administración, la excelencia académica, los convenios internacionales y las becas sigan su curso como hasta ahora se ha hecho”, agrega el documento.

El nuevo patronato de la Udlap reiteró que el rector de la Udlap es Armando Ríos Piter, quien fue nombrado el pasado 12 de junio con el objetivo de brindar continuidad a las actividades académicas.

“También respaldamos el llamado del rector nombrado por este Patronato, en el sentido de evitar que los procesos legales interrumpan la vida cotidiana de la comunidad universitaria e interfieran con la calidad académica. Ésta es responsabilidad de todos los involucrados. Haremos lo que nos corresponde”, establece el documento.

El patronato de la Fundación Udlap avalado por la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada del Estado de Puebla (JCIAP) aseguró que se está respetando la ley y que nadie puede estar por encima de intereses personales.

“Vivimos en un Estado de Derecho, en el que prevalece el respeto de la ley sobre intereses o conflictos particulares. Es precisamente ese respeto a las leyes, el que nos obliga a ser objetivos, a privilegiar la institucionalidad y a no permitir que el egoísmo perdure sobre la trascendencia académica de una comunidad universitaria reconocida a nivel internacional”, finaliza el documento.

mpl

NOTAS MÁS VISTAS