Por proyecto de L12, construcción de centro comercial Paseo Tláhuac amenaza a Tlaltenco

Desde hace meses, colectivos de mujeres comenzaron a organizarse para alertar sobre los daños que dejaría el centro comercial.

La construcción del centro comercial se sometió a una consulta de la población. (Paseo Tláhuac)

Fanny Miranda

A solo cinco kilómetros del Metro Olivos de la Línea 12 –cuyo derrumbe provocó la muerte de 26 personas y otros 79 lesionados–, un colectivo de mujeres ha levantado la voz de alerta desde hace meses, para pedir que no se construya el centro comercial Paseo Tláhuac, que como parte del paquete de desarrollo urbano de la llamada Línea Dorada, se prevé erigir en el barrio rural de San Francisco Tlaltenco, en Tláhuac, del que la propia empresa promovente prevé impactos negativos, como delincuencia, desabasto de agua, tráfico y ruido, frente al cerro de Guadalupe, en los límites del área protegida de la Sierra de Santa Catarina.

“Desde que entra el Metro Línea 12 se sabe que venían tiendas como Chedraui y Walmart a Tlaltenco, porque lo incluye el paquete de desarrollo urbano; era información que tenía gente allegada a la delegación y, en septiembre del 2020, es cuando se publica que van a hacer encuestas virtuales a la población, de si quieren o no la plaza, y en septiembre de 2020 se hace oficial la entrada de la plaza en Tlaltenco”, relató Katia, integrante de la Red de mujeres feministas autónomas de Tláhuac, entrevistada dos días antes de la tragedia en el Metro.

De acuerdo con la propia empresa promovente, Inmobiliaria y Constructora Patlali S.A de C.V, el proyecto Paseo Tláhuac consiste en 11 mil 215 metros cuadrados de construcción, en un terreno de 6 mil 283 metros cuadrados, sobre el Eje 10 Sur número 60, en el pueblo de San Francisco Tlaltenco, a solo 700 metros de la estación Tláhuac, y justo en los límites del área natural protegida, una zona que se resiste a perder su vocación agrícola, frente al crecimiento de la mancha urbana.

“Nosotras estamos conscientes de que amenaza directamente la reserva ecológica que es la Sierra de Santa Catarina y es importante destacar que el cerro sirve para filtrar el 35 por ciento de agua que se consume. Si seguimos plagando de concreto, que sería el caso de la mega plaza, estamos generando más hundimientos en la comunidad, ya hay casas cuarteadas alrededor de esa mega obra en Paseo Tláhuac, ya existen casas que se están hundiendo y ese es un problema ambiental”, destacó.

MILENIO habló con dos mujeres representantes de los colectivos que se oponen al proyecto, dos días antes del desplome de una trabe del metro elevado y ya mostraban preocupación por la inestabilidad del suelo de Tláhuac; de acuerdo no el Atlas de Riesgo de la ciudad, en esa demarcación se han identificado al menos 31 fallas que afectan inmuebles. Por ello, desde hace meses, colectivos de mujeres comenzaron a organizarse para alertar sobre los daños que dejaría el centro comercial.

No va a resistir el suelo, cada día ha afectado los hundimientos en esta parte de la zona y evidentemente una plaza de la magnitud que se quiere hacer no está dentro de lo que es posible", señaló Gitana Periferia, integrante del Calpulli Autónomo de Tláhuac en Defensa de la Madre Tierra.

El sitio web habilitado para el proceso de consulta vecinal enumera 11 impactos, cinco de ellos negativos: desabasto ocasionado por un alto consumo de agua diario; delincuencia ocasionada por la construcción de muros ciegos que podrían generar espacios oscuros; reducción de asistencia a mercados locales y tiendas familiares; incremento de tráfico ocasionado por la operación del proyecto y molestias por el aumento de ruido.

La empresa sostiene que creará empleo: 160 puestos de trabajo durante la construcción de la plaza, y alrededor de 900 empleos directos, más los generados por locatarios y el dispositivo de seguridad. Aunque presume que generará un espacio de integración comunitaria para las familias y visitantes, éste será un Centro PILARES del gobierno de la Ciudad de México; mientras que para reducir la delincuencia se instalarán cuatro luminarias led del programa Sendero Seguro también del gobierno capitalino.

A fin de compensar a mercados locales y tiendas familiares afectadas, proponen “generar acuerdos significativos con comerciantes locales para poder ofrecer sus productos a través de módulos permanentes dentro del área de PILARES en el proyecto”.

En tanto, para resarcir el desabasto de agua a la población, prevén un sistema de recolección de agua pluvial “que abastecerá en su totalidad el uso del agua de Paseo Tláhuac durante siete meses del año (meses con lluvia en la zona)”. Además, de que por solicitud del Sacmex, se redujo la toma de agua de un tamaño de tres cuartos un medio, que es un estándar similar a la toma de agua de casas habitación.

El año pasado, durante la pandemia en varias de las colonias, pueblos y barrios no tuvimos agua, nos han estado mandando pipas y estamos previendo el impacto en la economía local, el incremento de las habitaciones en esta zona, afectaciones al medio ambiente que causara problemas a la salud, y el otro impacto que es uno de los más preocupantes que es el cerro, añadió Gitana Periferia.

Katia reafirmó que la Línea Dorada del Metro no nos trajo un beneficio, porque es más destrucción de las áreas que necesitamos para alimentarnos, con la entrada de la Línea 12 destruyeron cultivos, maíz, violentaron a las mujeres, los granaderos, violentaron a las niñas.

LP

NOTAS MÁS VISTAS